Thrustmaster T500 RS: El volante oficial de Gran Turismo 5

Escrito por Fernando González
Periféricos
0

Como en el caso de una conocida marca de turrones, aquí también podemos decir que estamos ante “el volante más caro del mundo”. La compañía, Thrustmaster, ha lanzado a la venta el nuevo T500 RS, el volante más sofisticado del mercado llamado a competir de tú a tú con el Logitech G27. Sus características son espectaculares, pero quizás la más llamativa sea el precio. Nada más y nada menos que 500 euros.


El Thrustmaster T500 RS es un periférico “no apto para todos los bolsillos”. Un capricho que pocos se pueden permitir, aunque muchos fanáticos de la simulación caerán, sin duda, en la tentación de hacerse con él. Motivos hay. Se trata del volante oficial de Gran Turismo 5 (Playstation 3), y ha sido diseñado buscando principalmente la precisión, que se ha conseguido mediante el uso de la Tecnología H.E.A.R.T. (Hall Effect Achúrate).

El T500 RS permite realizar giros de 1080 grados, o lo que es lo mismo, tres vueltas completas. El diámetro es de 30 centímetros, 2,5 más que en el caso del G27. En cuanto a los pedales, llama la atención el descomunal peso de la base que ronda los 7 Kg. lo que garantiza que no se moverá cuando tengamos que dar un frenazo/pisotón brusco. Su diseño es novedoso en este sentido ya que tanto el acelerador como el freno y el embrague están anclados a una especie de pared aunque se pueden también dejar suspendidos. Todo depende de si queremos “pilotar” un F1 o un turismo.

Una diferencia notable con respecto al volante de Logitech es que el de Thrustmaster carece de palanca de cambios. Únicamente se han habilitado dos manetas para cambios secuenciales que, al fin y al cabo, son las más utilizadas por los usuarios.

La sensación de realismo está conseguida, la calidad de los materiales es excelente y el acabado es precioso. No obstante, el precio quizás sea algo prohibitivo, pero si te lo puedes permitir, estamos convencidos de que no te arrepentirás.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios