From Dust : La creación está en tus manos

Escrito por Redacción
Juegos
0

En From Dust nos pondremos en la piel de un dios creador que deberá transformar la Naturaleza para permitir el desarrollo vital de tu tribu. No será fácil, pues las fuerzas naturales nos plantearán grandes retos, poniéndo incluso en peligro la supervivencia de tu gente. La batalla entre la deidad y la madre naturaleza ha comenzado.


En 1998 salió a la venta para Windows un juego hasta entonces único, Popolous. En realidad llevaba en el mercado nueve años (pasando incluso por la NES), pero fue a partir de ese momento cuando alcanzó su mayor popularidad. La razón de supeculiaridad radicaba en la dinámica del juego. Popolous hacía meternos en la piel de un chamán cuyo objetivo era dirigir a su tribu a lo largo de diferentes mundos para llegar a convertirse en Dios. El título abrió un nuevo género hasta entonces inexistente o poco cultivado: el llamado God games, o juegos de simulación de dios, aquéllos que te permiten controlar el juego a gran escala, como jefe de un grupo o a través de todos sus personajes.

Ahora, con el género ya asentado (aunque no tan prolífico como otros, si exceptuamos la saga Sims), se une a la familia un nuevo título, From Dust, de la mano de Éric Chahi, creador de juegos como Another World y Heart of Darkness. A diferencia de Popolous y la mayoría del género, en From Dust no manejarás a ningún individuo, manejarás la naturaleza. Así pues, el nuevo título nos permitirá ponernos en la piel de un dios o de la madre naturaleza, como prefiráis entenderlo, creando islas a través de volcanes cuya lava enfriarás con el mar a tu gusto (aunque también lo hará la propia CPU), acumulando arena para formar playas y pequeños bosques.

Pero aunque ya de por sí la creación puede llegar a ser divertida, tendrás que cumplir una misión, porque no estás solo: los protagonistas son una tribu que ha perdido el recuerdo de su pasado. Y aquí entras tú, pues has de hacerles recomponer su pasado, llevándolos de un lado a otro a lo largo de enormes mapas, no guiándolos, sino facilitando su propio peregrinaje, permitiéndoles el paso a lo largo de los diferentes accidentes naturales. Pero no es na simple copia a gran escala de juegos como Lemmings, pues From Dust muestra una inteligencia artificial extraordinaria, permitiendo que sea la tribu la que decida por dónde ir y contruyendo ellos mismos los pasos, aunque deberás ser tú quien le facilite la labor, además de asegurar su supervivencia.

La dificultad del juego es, obviamente, gradual, y a medida que vayas superando las diferentes situaciones, el grado de complejidad para resolver el problema será mayor, aunque, eso sí, poco a poco irás obteniendo nuevos poderes con los que manipular aún más la naturaleza. De este modo, del simple paso de un río en las primeras fases, se pasará a metas originalmente bajo el mar o bajo peligro de acabar absorbido por la lava. Te toca a ti ingeniártelas para llevar a tu tribu a la meta propuesta.

Pero recuerda, aunque eres un dios, no eres omnipresente y mientras te ocupas de tus objetivos, al otro lado del mapa la naturaleza sigue su curso, pudiéndote crear futuras dificultades, más aún cuando despierte todas sus fuerzas a través de terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas que pueden poner en peligro la vida en tu mundo. ¿Quién dijo que ser un dios era fácil?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios