Impresiones sobre la demo de Mario Kart 7 en el Gamefest

Escrito por Redacción
Generales
0

En Gamerzona hemos probado una de las próximas joyas de Nintendo 3DS, Mario Kart 7, con el que la popular serie da su salto a las tres dimensiones. Primer gran título de este Gamefest que acaba de abrir sus puertas. Una demo corta, pero realmente extraordinaria.


Ya se han abierto las puertas del Gamefest 2011. Nada más entrar, los ojos comprenden que van a tener un día duro, y la mirada intenta centrarse en algún stand, en alguna pantalla con la intención de reconocer lo que está viendo. Tarda unos segundos, y ya estamos. Abordamos el primer gran título que se topa ante nuestras narices: Mario Kart 7.

El stand de Nintendo está a rebosar. Nadie diría a primera vista que Nintendo 3DS esté sufriendo tanto para hacerse un hueco importante en el mercado. Llega a nuestras manos nuestra primera “víctima”, damos al play, y arrancan las carreras más divertidas y clásicas.

Lo primero con que nos topamos en esta demo es la pertinente elección del conductor. En este apartado no vemos cambios muy significativos con respecto a la versión de Nintendo DS, obviando, lógicamente, la visión estereoscópica.

Tras elegir a nuestro personaje (Mario), nos encontramos con el ya anunciado garaje, donde poder customizar nuestro vehículo según nuestras preferencias a la hora de conducir. Nos habían anunciado desde Nintendo que dependiendo del chasis y de las ruedas elegidas, la sensación de conducción variaba. Para comprobarlo, echamos una partida con el modelo estándar, el clásico bólido de Mario; para la segunda, elegimos un estilo 4×4.

Y los cambios se notan. Mientras que con la primera opción, consigues rápidamente hacerte con el coche (si estás acostumbrado al Mario Kart DS), subido en un 4×4 la cosa cambia, notando una clara reducción de velocidad en favor de una adhesión mayor al terreno (demasiada para los acostumbrados a otro tipo de conducción); algo que puede parecer absurdo en un juego de carreras como Mario Kart. Pero en los terrenos que nos esperan, agarrarte bien a la carretera será esencial.

La demo nos ofrece un torneo de tres carreras, a dos vueltas por cada una de ellas. Dicho así, parece muy corta, pero al menos lo suficiente como para comprobar el funcionamiento de las dos principales novedades del título: volar y sumergirte bajo el agua.

En la primera de las carreras, ya hemos de prepararnos el ala delta, pues lo necesitamos en más de una ocasión. La sensación es verdaderamente magnífica. Tanto la maniobrabilidad con el aparato como el uso del 3D hacen que por un momento te olvides que estás en plena competición. Tan sólo el ver pasar a tus rivales y la cercanía del suelo te devuelve a la realidad. Y has de tener cuidado, porque si no aterrizas mal, pues acabar por los suelos (como le ha ocurrido a más de uno).

La segunda carrera nos hace ya probar la segunda de las novedades. Y aquí se nota, y mucho, el vehículo con el que surcas las aguas. De nuevo, la sensación es sorprendentemente real. Es cierto que la carrera sumergida no dura mucho, pero los segundos que marchas bajo el agua te hacen sentir la presión, con la ralentización de los movimientos.

También hay que destacar la visualización, donde el 3D da una profundidad exquisita y muy bien conseguida, contribuyendo, como hemos dicho, a la sensación de realidad a la hora de planear y surcar el fondo del mar.

Y sin darte cuenta, ya has acabado la demos. Y lo primero que piensas es que quieres ver más, que los minutos han pasado volando entre derrape y derrape, y que quieres volver a probarlo. Nuestra valoración: un título genial, digno sucesor del extraordinario Mario Kart para DS. Apunten esta séptima entrega en vuestras agendas. La fecha de lanzamiento, el próximo 2 de diciembre.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios