Primeras impresiones sobre la demo de Resident Evil Revelations en el Gamefest

Escrito por Redacción
3DS
0

En Gamerzona hemos probado la demo de Resident Evil: Revelations disponible en el presente Gamefest. El terror da su salto a la portátil, y lo hace con todas las fuerzas. Revelations luce bien, muy bien, demostrando que Nintendo 3DS no está sólo para juegos divertidos y familiares.


Llevamos viendo imágenes y tráilers de este Resident Evil: Revelations para Nintendo 3DS durante los últimos meses, y nos había llamado la atención. Principalmente, porque por fin la portátil mostraba su lado más hardcore con un potente título. Sabíamos que Nintendo iba a dejarnos probarlo, y hemos aprovechado la ocasión.

Queremos vivir la experiencia Resident Evil al máximo posible, por lo que nos ponemos los cascos para aislarnos del estruendo exterior. Le damos al star, y comienzan los nervios. Encarnamos a Jill Valantine, la protagonista femenina del título. Nos despertamos en una cama, sin saber cómo hemos llegado hasta ahí y lo peor de todo, dónde estamos. Pronto se establece la comunicación con el grupo y nos indican la misión: reunirnos con el resto de compañeros. Toca explorar la tenebrosa mansión. Intentaremos no introducir spoilers, por lo que nos limitaremos a contar las sensaciones.

Lo primero que llama la atención es el aspecto gráfico que luce Revelations, verdaderamente sorprendente. Te das cuenta de que no eres consciente de las prestaciones reales de la visión estereoscópica hasta que lo tienes en frente de tus narices. Aquí ya no hay colorido y diseños propios de dibujos animados, aquí está la Nintendo 3DS con todo su potencial. Los escenarios son magníficos, y la tensión conseguida es brillante, gracias, sobre todo, a la banda sonora que nos está acompañando. Extraños ruidos delatan la presencia de algo fuera de lo común: efectivamente, la primera criatura nos sale nada más empezar. Tras el susto, acabamos con ella, y continuamos por unos siniestros pasillos, una biblioteca con más de una sorpresa y sobresalto (y lo de salto es literal, provocando pequeñas risas en algunos presentes), hasta llegar a la sala central de la mansión, que recuerda inevitablemente a aquella primera entrega de Resident. Junto a las armas que se han podido probar (pistola y escopeta), destaca un visor que hemos recogido en una de las salas y que activa una visión especial que nos permitirá localizar los objetos ocultos y con los que poder interactuar.

Seguimos avanzando (con varias criaturas a nuestras espaldas) hasta alcanzar un ascensor al que deberemos llegar acabando con un nuevo monstruo con un aspecto mucho más temible que los anteriores. Una vez entrado en el ascensor, la demo finaliza.

Diez minutos de puro sobrecogimiento, que confirma que el lado hardcore de Nintendo 3DS tiene mucho que decir, y que puede convertirse en uno de los pilares para su definitivo impulso. Un título más para la agenda.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios