Buenas sensaciones con la demo de Forza Motorsport 4

Escrito por Redacción
Juegos
0

En Gamerzona ponemos a prueba una de las grandes apuestas de Microsoft para Kinect, Forza Motorsport 4, cuya demo se está mostrando en el Gamefest de Madrid. Si ya de por sí el juego provoca grandes emociones al volante, más atractivo resulta la impresonante base de datos del juego.


Uno de los grades atractivos de este Gamefest 2011 son, sin duda, los títulos que Microsoft está preparando para su Kinect. Y si un nombre destaca de entre esa lista, ése es Forza Motorsport 4, con el que la compañía quiere asentar la saga entre los juegos de conducción más importantes.

Probar la demo que han preparado para esta feria, nos resultaba imprescindible. Cogemos los mandos de la Xbox 360, y adelante. Ya desde el primer momento nos quedamos absortos, gracias al enorme número de coches disponibles, con más de 70 marcas diferentes, cada una de ellas, con un número variable de modelos desde uno hasta la veintena. Nos adentramos en las diferentes secciones  del juego. Al ser una demo, obviamente, algunas no están disponibles, como el Bazar, si bien, te deja explorar en buena medida por entre sus entrañas, algunas de ellas muy atractivas, como la de tunear tu propio coche (con una gran cantidad de opciones que irás desbloqueando a medida que avanzas), poder hacer fotografías de tu coche personalizado desde cualquier ángulo, y colgarlas en tu perfil público para compartir con tus amigos, donde igualmente se recogeran tus logros y progresos.

Todos los coches se pueden ver desde diferentes ángulos, aunque son, por ahora 23 de los que se puede ver con todo lujo de detalles. En la demo podemos ver cuatro (el resto están desbloqueados): el ya famoso Ferrari 458 Italia, Ford GT, Lexus LFA y Mercedes Benz SLS AMG. Todos ellos espectaculares tanto en sus formas como en sus detalles recreados en el juego.

Ha sido el apartado que más nos ha gustado, y donde más tiempo hemos invertido. Ahora, toca probarlo sobre ruedas. Nos trasladamos a Suiza para darnos tres vueltas con los Alpes como escenario idílico (Bernese Alp). Y es que si destaca este Forza 4 es en su capacidad gráfica: escenarios muy conseguidos y dinámicos (sobre nuestras cabezas pasan continuamente teleféricos). Y en cuanto a su jugabilidad, el título es más propio del género de simulación, donde el modelo de coche (desde bólidos y deportivos hasta utilitarios) es determinante a la hora de conducir, y donde el realismo es la nota dominante (hasta el punto de poder apreciar cómo el conductor responde a nuestros movimientos, y no permanece estático como en otros títulos).

La disposición de botones te ofrece una gran cantidad de posibilidades mientras conduces, como la del gatillo derecho, con el que poder girar la mirada 360 grados. Un título, por tanto, para quienes quieren sentir verdaderamente la conducción, lejos de la acción trepidante del arcade. Definitivamente, no se puede comparar con Need for Speed, pues son dos títulos diferentes destinados a dos tipos de público distinto.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios