Primera toma de contacto con I Am Alive

Escrito por Redacción
Juegos
0

Ubisoft ha mostrado gran parte de I Am Alive, el survival de acción que se esperaba para este año, pero que nuevas dificultades han retrasado de nuevo su estreno para 2012. Te contamos las impresiones dejadas por esta lucha por la supervivencia en una ciudad devastada por un terremoto.


El camino hasta aquí ha sido cuanto menos tortuoso, con varios retrasos acumulados, sustituciones en la dirección del desarrollo y, finalmente, hasta cambios en el formato de venta. I Am Alive ha debido superar diferentes obstáculos, pero ya ha llegado a una fase de desarrollo suficiente como para mostrarnos los principales puntos donde se apoyará un título que merece tenerlo muy en cuenta.

Tras la tormenta, llegó la oscuridad. Y hasta allí nos llevará este título que, a pesar de los obstáculos, se ha mostrado tal y como prometía cuando Ubisoft lo anunció. I Am Alive nos propone un escenario apocalítico, un planeta Tierra desolada tras un desastre natural de escala mundial, que ha reducido la humanidad a niveles críticos. Un escenario que se concentra en una ciudad, Haventon, lugar de residencia del protagonista del juego. Nuestro objetivo, reencontrarse con su mujer y su hija, pero sobre todo, sobrevivir.

Y eso será lo más difícil de I Am Alive, que nos llevará a una lucha constante por mantenerse vivo en un mundo donde los víveres son muy escasos pero los peligros, continuos: bandas de humanos dispuestas a todo para sobrevivir, edificios y estructuras inestables que en cualquier momento puede ceder. A este panorama contribuye también una ambientación destinada a provocar una mezcla de sensación de desolación y angustia, objetivo que consigue con creces gracias a una intensa luminosidad que hacer perder el colorido de los escenarios, que, paradójicamente, consigue una sensación especial de oscuridad.

Como nuestro objetivo será encontrar a nuestra familia, el principal medio será la exploración para la cual tenemos una habilidad muy concreta: la escalada. Sobre todo porque una nube tóxica permanente hará que no podamos permanecer mucho tiempo a nivel de calle, ya que nos irá mermando nuestra salud. Eso sí, I Am Alive busca, ante todo, el realismo, por lo que tendremos que pensarlo muy bien antes de comenzar a escalar, porque un gran esfuerzo mermará considerablemente nuestro estado físico, medido en una barra que irá disminuyendo a medida que nos esforzamos. Obviamente, parar para descansar nos permitirá recuperar fuerzas, pero siempre deberemos hacerlo en tierra firme, pues mientras permanezcamos colgados, la barra seguirá disminuyendo. Si ésta llega a niveles preocupantes deberemos echar mano de algún alimento o bebida para recuperarnos rápidamente. También nos apoyaremos en pitones, para poder descansar o alcanzar largas distancias.

Nuestros encuentros con otros humanos será cuando la tensión alcance sus puntos máximos, ya que no podremos saber lo que nos depararán dichos encuentros, pues su desenlace dependerá bien de nuestra actitud, bien de la predisposición e irascibilidad de los otros. De ello pueden resultar desde puntuales colaboraciones hasta peleas a muerte, bien por algún error por nuestra parte, bien porque, simplemente, les apetecía a los otros.

En caso de peleas, lo mejor será hacerlo con cabeza, sin despilfarrar ni armas ni municiones (que serán muy escasas), por lo que será recomendable evitar peleas contra varios enemigos a la vez, si bien, un ataque sorpresa puede ser una buena baza. Porque, en la lucha por la supervivencia, cazar es fundamental para no ser cazado, así que en muchas ocasiones tendremos que, inevitablemente, luchar.

Pero todavía hay hueco para algo de humanidad, y ello deberemos demostrarlo en las misiones secundarias que se nos plantearán, porque, la mayoría de ellas nos ofrecerá ayudar a otras personas que se encuentran en momentos difíciles (enfermos, presos, etc.).

Finalmente, un aspecto que también llamará la atención será la ambientación sonora: muy conseguida, y muy acorde a la ambientación visual, intensificando así ese escenario de tensión y angustia que antes hemos aludido. Toda la banda sonora es, sencillamente, de sobresaliente, y constituye uno de los mejores aspectos del título, si no el mejor.

Supervivencia, tensión, ciertos momentos de miedo, y una acción que te exigirá estar continuamente atento a la pantalla. Todo ello reúne I Am Alive, que, sin ser un título redondo, sí merece tener en consideración, y constituye una buena alternativa a juegos más complejos y elaborados.

I Am Alive estará disponible a partir de comienzos de 2012, en principio, antes de que acabe este invierno, solamente en formato digital, a través de PlayStation Network y Xbox Live

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios