Impresiones tras la presentación de Ridge Racer Unbounded

Escrito por Redacción
Juegos
0

Las oficinas de Namco Bandai en Madrid han acogido hoy la presentación de la última entrega de su gran apuesta en el género de carreras: Ridge Racer Unbounded. En ella hemos podido probar con nuestras manos parte del potencial que atesora y con el que pretende competir contra el resto de títulos en el género. Y ha mostrado grandes credenciales.


A las afueras de Madrid, junto a la carretera que te lleva, allá a lo lejos, a Zaragoza y Barcelona, se erige el edificio que alberga las oficinas de Namco Bandai Iberia. Allí era nuestra cita. Tras ver algunas alusiones, en forma de pósters, figuras, etc., a los juegos más importantes de la compañía (no podían faltar ni Gokou ni Naruto), entramos en la sala donde nos esperan seis Xbox 360 y Joonas Laakso, productor de Bugbear, a cuyo cargo se encuentra el desarrollo del título que nos disponemos a ver y probar: Ridge Racer Unbounded, la nueva entrega de la veterana saga de carreras en la que Namco lleva apostando desde 1993.

Comienza la presentación y Laakso nos adelanta parte de lo que vamos a ver y disfrutar durante las siguientes horas, que no es otra que la beta de este nuevo título y que nos ofrecerá la oportunidad de tener una primera toma de contacto con su multijugador y con la gran novedad que está preparando Bugbear para este Unbounded: el editor de circuitos, en torno al cual ha girado la mayor parte de la presentación, y que, lógicamente, nos ha mostrado en una pequeña demo. Pero vayamos por partes.

Lo primero que llama la atención, lógicamente, es su aspecto visual, donde hay que decir que los chicos y chicas de Bugbear han hecho muy bien su trabajo: unos escenarios profundos donde la vista se pierde en el horizonte, mientras que cada mínimo detalle parece bien cuidado para conseguir una sensación altamente satisfactoria a nivel gráfico.

Destaca en este apartado el daño que se va acumulando en la carrocería del coche a medida que nos vamos chocando, hasta el punto que podemos ir a toda velocidad mientras la parte trasera se va poco a poco descolgando o partes del coche parecen con ganas de salir disparadas cuando derrapamos o realizamos algunos de los muchos saltos que nos aguardan.

Una vez que arrancamos, la sensación de velocidad es asombrosa: estamos ante un juego de carreras arcade puro, directo, con apenas cuatro botones a utilizar más la dirección (acelerador, freno, derrape y turbo), donde lo más importante es eso, la velocidad. Y es ahí donde Ridge Racer Unbounded apunta más fuerte: frenéticas carreras donde no sólo consiste en llegar el primero, sino sobrevivir en una carrera a altísimas velocidades.

Y sobrevivir no va a ser fácil, porque los obstáculos se irán acumulando en la pista, ya sean columnas, farolas, árboles, bidones o grandes cajas: todos ellos dispuestos a impedirnos ver con claridad. La mejor manera de evitar dichos problemas: pasar a través de ellos, porque, en muchos casos, nos encontraremos con alguna recompensa. No es un título de simulación, así que no esperes carreras calmadas, estratégicas, etc. Aquí sólo vale ser el más atrevido y audaz al volante.

Porque en Unbounded tendrás que demostrar también cierta audacia, y no vale eso de mantener el acelerador continuamente y esperar que los choques te favorezcan. Tu coche comenzará a sufrir daños, y severos, por lo que deberás echar mano de tanto del pedal del freno como del freno de mano, para conseguir derrapes con los que tomar las curvas lo más rápido posible sin chocarte. Si optas por obviar estos consejos, tu coche podrá acabar por salir ardiendo (algo que también ocurrirá cuando, a pesar de que tu carrocería esté impoluta, te estampes a altas velocidades contra algún muro que creías poder traspasar).

Y es que este nuevo Ridge Racer, tal y como hemos visto ya en alguno de sus tráilers, te permitirá la posibilidad de atravesar edificios; no todos, lógicamente, pero sí los suficientes para dejarnos más que satisfechos al ver (y probar) cómo nuestro bólido se adentra en determinados edificios. ¿Cómo saber cuáles son y no acabar estampado contra una pared? Sencillo, en caso de tener disponible el turbo, un indicador te señalará por dónde podrás pasar. Pero hay que estar atento para que, un segundo antes de estamparte, darle al turbo e introducirte en las entrañas del edificio por unos instantes, para, finalmente, regresar escopeteado a la pista. Un gran punto a su favor. Satisfechos con lo probado (y quizá menos con el puesto logrado), esperamos el turno para hacer lo propio con el editor.

En este apartado regresamos a la charla con que ha dado inicio la presentación. En ella, Joonas Laakso ha hecho hincapié en la gran novedad que traerá consigo Ridge Racer Unbounded: el modo editor de circuito. El llamado City Creator nos permitirá construir nuestro propia pista, prácticamente desde el inicio del juego. Pero a medida que vayamos adquiriendo más experiencia, podremos mejorarla ampliándola o incluyendo algunas estructuras u obstáculos para hacerlo cada vez más atractivo. De esta manera, lograremos desbloquear rampas, cuestas que nos permitan acceder a otros lugares de cada tramo, bidones explosivos, barreras, e incluso espectaculares looping, para hacer de nuestro circuito lo más asombroso posible.

Tras el torneo, se ha dado la posibilidad de probar el mentado editor por lo que nos hemos puesto manos a la obra para crear nuestro propio circuito. Por desgracia, el poco presupuesto con que contamos en un estado tan inicial, nos impide crear un circuito complejo, aunque nos permite hacernos una idea de lo que encontraremos. La construcción es bastante sencilla e intuitiva, dividida por tramos en cuadrado y con la posibilidad de elegir varios tipos de rectas y curvas, así como el ambiente deseado (ambientación urbana o algo más rural), rotar en cuatro posiciones diferentes cada tramo, y regresar sobre tus pasos de manera simple y sencilla. Aquí podemos intuir un gran filón que si lo cuidan, puede convertirse en un gran atractivo para el público.

Resumiendo y finalizando, podemos decir que Ridge Racer Unbounded gustará, sin lugar a dudas, a los amantes de la velocidad y de las carreras directas, sin mirar a las complejidades de un simulador. Un arcade puro que ofrecerá horas de diversión y que enganchará, sin duda, gracias a la posibilidad de desarrollar tus propios circuitos de manera progresiva, acumulando experiencia y premios. Una opción a tener muy en cuenta si te gusta la acción y la velocidad en un solo título.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios