El emulador MAME llega a Google Chrome

Escrito por Redacción
Juegos
0

El navegador de Google, Chrome, ofrece ya la posibilidad de acceder al famoso emulador MAME, con el que poder acceder a juegos clásicos de los años 80 y 90. El servicio llega así a todo el mundo, tras su fugaz paso por los dispositivos iPhone y iPad.


En vísperas de Nochebuena os anunciábamos la llegada de un servicio al sistema operativo de Apple que podría traer muchas novedades: MAME (Multiple Arcade Machine Emulator), un emulador que permitía disfrutar de una serie de juegos clásicos que, si bien no eran muchos, sí que tenía la perspectiva de hacer crecer su lista de manera progresiva. Por desgracia, el iMAME para iPhone y iPad, duró un par de días en la App Store, tal y como ya hiciera la compañía con el programa VLC.

Ahora, tras su desaparición en Apple, MAME llega al navegador que últimamente está de moda, Google Chrome, dentro de la decidida estrategia del gigante norteamericano de convertir su navegador en una plataforma de juegos alternativa a tener muy en cuenta.

Un emulador al alcance de todos

De esta manera, desde cualquier PC se podrá acceder a los juegos clásicos que triunfaron en ordenadores y recreativas de los primeros grandes años de la industria del videojuego. Tan sólo hace falta tener instalado en navegador Chrome (algo que ya muchos tenéis) e instalar el programa correspondiente a través de este enlace. El servicio se encuentra ya disponible en Chrome Store de manera completamente gratuita con un juego ya incluido: Robby Roto, juego arcade que vio la luz en 1981.

Una vez instalado, puedes ampliar la oferta de juegos a partir de la opción “Ejecutar MAME con todos sus ROMs” con las que poder acceder a su lista de juegos. El emulador es un recién llegado al navegador, por lo que aún se encuentra en estado muy verde de desarrollo, tanto en dicha oferta de juegos como en sus herramientas ya que, por ahora, no está disponible, entre otras cosas, la opción de salvar la partida (lo que por otra parte refleja de manera fidedigna lo vivido en aquellos juegos). Pero merece la pena probarlo para recordar viejos tiempos.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios