¿Esperará Sony hasta 2016 para lanzar PlayStation 4?

Escrito por Redacción
Consolas
0

En el año 2016 finalizará el ciclo vital de PlayStation 3; un ciclo que Sony asegura cumplirá completamente, antes de lanza una nueva consola. Pero no sería la primera vez que dos hardware se solapasen. La compañía está ante un dilema: aguantar con PS3 y esperar los grandes avances, o adaptarse a los movimientos de la competencia.


Cuando os comentamos sobre los últimos movimientos de Sony en torno a la tecnología del Motion Capture o captura del movimiento, lanzábamos esta pregunta: ¿Esperar o subirse al tren? La cuestión tenía que ver con la estrategia que tendría la compañía con respecto a su futura PlayStation 4. En otras palabras, si debería esperar y seguir investigando nuevas tecnologías que le auguren un auténtico bombazo, o desarrollarla a corto plazo para seguir la estela de la competencia y estar así constantemente “a la última”.

Dos posturas plausibles y recomendables, con sus correspondientes argumentos de peso… y sus inconvenientes. Por un lado, la de esperar a encontrar la llave del éxito, aquel botón con el que conseguir un producto que marque un antes y un después en la industria. Sony lo está haciendo, y las dos últimas informaciones que hemos dado sobre PS4 va en ese sentido.

La compañía se encuentra inmersa en investigaciones sobre tecnología experimental, al menos, en dos campos: sistema de vídeo y la ya mentada captura de movimiento. Y en ambas, la meta es más que ambiciosa. Por un lado alcanzar la llamada Ultra High Definition, de la que ya hablamos en su momento. Por otro, lograr desarrollar al máximo el sensor de movimiento hasta ser capaz de reconocer gestos y emociones. Una consola capaz de ofrecer algo así superaría todo lo imaginable, y su repercusión en el mercado sería brutal, dejando a la competencia a años luz.

Más años para revolucionar el sector

Para eso tendría que esperar a que dichas tecnologías sean posibles; lo que podrían suponer años y años. No obstante, en Sony parecen dispuestos a esperar. Así al menos podemos intuir de las últimas palabras de su presidente, Kaz Hirai, donde reitera lo que ya se ha comentado en varias ocasiones al respecto: “Siempre hemos dicho que el ciclo de vida de PlayStation 3 es de 10 años y no hay razones para cambiarlo” y que recogimos en su momento. De ello se podría concluir que PlayStation 4 no llegará hasta el final de ese ciclo, lo que nos situaría en 2016; año en el que quizá, dicha tecnología sea ya posible.

Inconvenientes de la espera

Sin embargo, ello supondría cuatro años más sin novedad alguno con respecto al hardware. Un prolongado tiempo donde quizá Sony, si decidiera esperar hasta entonces, iría perdiendo presencia, ante el avance dado por la competencia, lo que nos lleva a la segunda opción: la del lanzamiento a corto plazo. Porque la competencia se está moviendo.

De hecho, Nintendo durante este mismo año dará luz verde al estreno de su nueva consola, Wii U, que no sólo mejorará lo desarrollado en su antecesora y en capacidad a las actuales PS3 y Xbox 360, sino que además solucionará el gran obstáculo que se encontró Wii: el público hardcore, al que también irá dedicado esta nueva consola. Por su parte, todo parece indicar que Xbox 720 está más cerca de lo que habrían predicho desde Microsoft, si nos atenemos a lo que se ha ido hablando en los últimos meses.

A corto plazo para no perder el tren

Ello, lógicamente, presenta un futuro difícil para la continuidad al alza de PlayStation 3, a pesar de presentarse como la consola más potente del mercado (también ha sido la última en salir). Ahora está el debate si Sony deberá confiar en que aguantará el tirón o si, por el contrario, se verá apartada de la primera línea del mercado, y con ella arrastraría a la firma. Ello, lógicamente, se solucionaría lanzando un nuevo modelo en pocos años, que permita a Sony mantenerse en ese grupo de cabeza en la industria del videojuego.

¿Más de lo mismo?

¿Qué inconveniente se produciría entonces? Pues lógicamente, una merma considerable de las prestaciones de PlayStation 4, para adaptarlas a las capacidades del momento correspondiente, y ello podría repercutir en sus resultados en ventas, dado que presuntamente no incluiría grandes novedades con respecto a su antecesora: tan sólo algo más de potencia y quizá un desarrollo mayor de su PS Move. Ello podría conllevar el riesgo de una cierta reiteración de la estrategia y ser considerada como insuficiente para dar el paso de PS3 a PS4 por parte de muchos usuarios (algo que ya se dejó notar de PlayStation 2 a su sucesora).

La decisión última, es obvio, reside en la propia Sony, aunque será el mercado quien la incline hacia un lado o hacia el otro. Por ahora, según parece, está más predispuesta a esperar. Y vosotros ¿qué creéis que debería hacer Sony al respecto? ¿Esperar cuatro años más y aguantar con PS3? ¿O estrenar en un par de años su nueva consola? Dejad vuestros comentarios y participad en nuestro foro. Mientras, en Gamerzona estaremos atentos a cualquier información sobre PlayStation 4.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios