Los organizadores del E3 retiran su apoyo a la ley antipiratería SOPA

Escrito por Redacción
Juegos
0

La Entertainment Software Association, representante de las distribuidoras estadounidenses de videojuegos y organizadora del E3, uno de los eventos más importantes de la escena a nivel mundial, ha retirado su apoyo a la polémica ley antipiratería SOPA, una propuesta legislativa que cada vez cuenta con menor apoyo.


Una de las organizaciones más importantes de la industria del videojuego ha retirado de forma oficial su apoyo a la ley SOPA. La iniciativa estadounidense de legislar la piratería en la Red, la más restrictiva en la historia de este país, se ha encontrado con un nuevo detractor que, si bien mantiene su condición en la lucha por acabar con el tráfico de archivos ‘ilegales’, se muestra escéptica ante las consecuencias que de esta ley pudieran derivarse.

En este sentido, los organizadores afirmaron que “desde el principio, ESA ha mostrado su compromiso por una legislación equilibrada que aborde el robo de la propiedad intelectual alojada en otros países”, si bien “a pesar de mantener la necesidad de abordar este problema de nuestra industria creativa, existe una preocupación sobre las consecuencias no deseadas de la actual propuesta legislativa”.

La nota oficial, recogida por el portal CVG, no muestra tanto un rechazo al objetivo, acabar con la piratería, como a las consecuencias negativas de esta polémica iniciativa, instando finalmente a su modificación: “En concordancia, hacemos un llamamiento al Congreso, a la administración de Obama, y a los afectados a centrar sus energías en producir una solución que equilibre de forma efectiva los intereses tecnológicos y de innovación”, y añadió: “Como industria de innovadores y creadores, entendemos la importancia de la innovación tecnológica y los contenidos protegidos, y el compromiso de trabajar con todas las partes para encontrar una solución equilibrada”.

Una ley polémica

Desde luego, se trata de una medida arriesgada y, según muchos detractores, especialmente coercitiva en lo que respecta al flujo de información y libertades en la Red, motivo que ha llevado a un buen número de compañías e internautas a manifestar su rechazo hacia una ley que, día a día, pierde adeptos.

En este sentido, el cierre de páginas como Megaupload, unido al temor por parte de los usuarios hacia una Red bloqueada, censurada y encorsetada, ha llevado a representantes de la Unión Europea como la comisaria de Justicia a realizar declaraciones tan tajantes como esta: “La libertad de expresión e información son derechos fundamentales de los ciudadanos europeos directamente vinculados con un Internet libre”. ¿Escuchará Obama la voz de los internautas?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios