El mayor atractivo de Xbox 720 podría ser su precio

Escrito por Redacción
Consolas
0

Ni potencial gráfico, ni formato de juegos, ni rendimiento extraordinario. El mayor reclamo de la futura consola de Microsoft, Xbox 720, podría ser nada menos que su precio. Y es que la compañía estaría buscando una solución para que su nuevo hardware se ponga a la venta por un coste lo más asumible posible.


Si hay algo que algunos usuarios achacan a la futura consola de Nintendo, Wii U, es el más que probable precio con el que saldrá al mercado, en torno a los 450 euros. Ha sido quizá el centro de una mayor polémica. Cierto es que 450 euros se antojan una cantidad considerable, si bien parece que muchos de quienes están esperando la nueva consola no escatimarán esfuerzos para hacerse con la prometedora consola.

Se llegó a hablar, durante el pasado año, que incluso Nintendo veía peligrar el futuro de su consola ante el alto precio que podría adquirir el resultado final, por lo que habría decidido recortar algunas de sus primeras prestaciones para que finalmente se pudiera lanzar con un precio no astronómico.

Todo ello viene a colación por la última información que ha llegado en torno a la que será una de sus máximas competidoras: la llamada Xbox 720. Porque Microsoft podría haber optado por una estrategia similar (si bien, en principio Nintendo finalmente no se decidió a ello).

Es decir, que Microsoft estaría concibiendo su nueva Xbox en torno a su precio, que se situaría entonces en la clave de su desarrollo. Hacerlo asequible a todo tipo de usuarios. Obviamente, sin dejar a un lado su potencial, aunque quizá no supondría un salto cualitativo descomunal con respecto a la actual consola, tal y como era de esperar. O quizá sí, porque otra opción sería dirigir los recortes de presupuesto hacia otro ámbito: el formato físico.

Adiós definitivo a los discos

Así lo cree Doug Creutz, analista de la firma Cowan & Company, quien cree que Microsoft finalmente optará por una distribución digital para ahorrar costes en lector de discos, tal y como os comentamos a comienzos de mes, cuando nos hicimos eco de la posibilidad de que Xbox 720 careciera de dicho lector.

De esta manera, Microsoft tendría las manos más libres para seguir invirtiendo en potencial, aunque siempre con el precio como principal actor en su desarrollo: “Realmente pensamos que Microsoft podría dirigirse hacia una solución física más barata, en un esfuerzo de conseguir reducir el precio inicial de la consola”.

Es decir, detrimento del formato físico (tanto del juego como de la consola) a favor del precio, sin que por ello se vea afectado su potencial gráfico. Una medida quizá, acorde con los tiempos que estamos viviendo y, posiblemente, nos toque vivir durante algún año más.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios