Las desarrolladoras exigen que Xbox 720 y PlayStation 4 sean más abiertas

Escrito por Redacción
Consolas
0

La nueva generación de consolas tiene que ser más abierta. Así lo han expresado diferentes desarrolladoras que afirman que Xbox 720, Wii U y PlayStation 4 deben agilizar los tramites de actualización y corrección de los juegos, algo que facilitaría la vida tanto a las compañías como a los consumidores. Del mismo modo, apelan por sistemas adaptados a los nuevos modelos de juego ¿Una plataforma que permita actualizaciones inmediatas y nuevos planteamientos? Bienvenida sea.


El portal Gamasutra ha realizado un interesante sondeo a los principales desarrolladores del mercado. Dicho medio ha planteado si consideran que la actual generación de consolas es demasiado cerrada y cuáles son sus deseos respecto a Xbox 720 o PlayStation 4. La respuesta ha sido unánime: consolas abiertas y con un trámite de actualización mucho más flexible.

Si recordáis, hace tan sólo unos días recogíamos la opinión de los creadores de Battlefield 3, que excusaban la demora en PC del último parche arguyendo que las certificaciones exigidas en las consolas habían retrasado notablemente la actualización. Por lo general, los jugadores de PC suelen recibir con bastante asiduidad correcciones y equilibrados para sus juegos. Del mismo modo, las desarrolladoras suelen estar pendientes del feedback de los gamers para mejorar así sus títulos pero, ¿qué pasa con las consolas?

David Polfedt, responsable de Far Cry 3 y miembro de la compañía Ubisoft, expresó lo siguiente: “Es algo muy caro, con un montón de burocracia, incluso cuando quieres realizar una pequeña actualización” y agregó: “Si estoy de acuerdo con una corrección sugerida, pienso: ‘Oh, bien, para cambiarlo tengo que… Oh, mierda, es demasiado trabajo”, y no lo cambio, incluso pensando que – los jugadores- tienen razón”.

Carl Jones, ligado a la compañía Crytek (Crysis 2), explicaba las ventajas de una plataforma abierta a modelos freemium ya que, según él, las consolas continúan en desventaja respecto a tabletas y smartphones. El modelo free-to-play funciona, pero para adoptarlo hace falta adaptarse: “Creo que sería de gran ayuda que las consolas fueran más abiertas. Estamos presenciando un cambio hacia modelos de juego con contenidos freemium, con una comunidad cuya respuesta es muy rápida” y añadió: “Puedes tener mucho éxito con un juego gratuito y posteriormente ofrecer a los gamers los contenidos que ellos desean. Si de verdad les gusta y lo están disfrutando, entonces pagarán por ello. Es lo apropiado, ¿Por qué no hacerlo?”.

Algo más que bonitos gráficos

En la misma línea se posiciona Christian Svenson, de Capcom: “Me gustaría un sistema más fluido para ofrecer contenidos a los consumidores. Poder realizar cambios de forma rápida entre el proceso de autorización de contenido y el momento en que este llega a los consumidores, así ofreceríamos un servicio mejor”.

Sistemas más flexibles

Para finalizar, Svenson defendió un sistema en el que los desarrolladores fueran más participes: “Deberían construirse -las nuevas plataformas- con esto en mente” y concluyó: “Me gustaría ver un servicio en el que distribuidoras y desarrolladoras tuvieran un mayor control y no estuvieran condicionados por sistemas predefinidos por las compañías first-party”.

Como veis, la opinión es unánime. Un servicio más abierto, que pueda adaptarse al mercado, a las opiniones de los usuarios y a modelos que vayan más allá del formato tradicional. La Next-Gen no sólo debe proporcionar bonitos gráficos, también debe mejorar la experiencia de juego. Títulos que reciban actualizaciones de inmediato o que ofrezcan contenidos de pago en función de las preferencias del gamer. ¿Tú qué opinas?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios