Conoce los principales proyectos y nuestras impresiones sobre iDÉAME 2012

Escrito por Redacción
Juegos
0

Con cambio de escenario y el respaldo de un gigante de la industria como Nintendo, las promesas del desarrollo se encuentran con los pesos pesados de la escena. Hacer juegos con buenas ideas y bajo presupuesto no sólo es posible, también necesario. Repasamos los principales proyectos de iDÉAME 2012.


Tras observar un mensaje de aliento y ánimo del mismísimo Miyamoto, las jovenes promesas del desarrollo nacional asistían en el mítico Colegio de Médicos de Madrid a un nueva edición de iDÉAME, esta vez respaldada por una de las mayores fábricas de sueños y experiencias de juego: Nintendo.

Un evento que dio para mucho y que demostró que con poco dinero pero grandes ideas se pueden hacer grandes cosas. Allí pudimos conocer a grandes personalidades como Brian Provinciano, cuyo deseo de llevar la saga Grand Theft Auto a la consola NES hizo que su nombre corriera como la pólvora a nivel internacional. De ahí surgió Retro City Rampage y el resto de la historia es por todos conocida. Del mismo modo, Enric Álvarez, fundador de Mercury Steam, dio unos sabios consejos para hacerse eco y hueco en la industria. Desde luego, a la vista de su trabajo en Castlevania: Lords of Shadow, podemos asegurar que Durán, así lo demostró, sabe de lo qué habla.

Resulta complicado repasar una por una las personalidades que se reunieron en iDÉAME , todas ellas con un fuerte peso en la industria. Se debatió sobre el modelo de crowfunding, el papel de iOS y Google Play, los juegos freemium, o los contenidos descargables. Recursos relativamente nuevos que coexisten con el formato tradicional en un periodo de cambio e incertidumbre. Un panorama en el que las plataformas para desarrollar han aumentado considerablemente y el regreso a la esencia retro o la apuesta por la creatividad y la independencia nos recuerdas que, en cuestión de videojuegos, no está todo escrito.

Las mejores ideas estaban en iDÉAME

Por ello hemos querido centrar nuestra mirada en las jóvenes promesas del sector, aquellos gamers que han decidido dar el paso al otro lado y comenzar a ser desarrolladores o, al menos, vivir la experiencia desde dentro. El ejemplo más claro lo encontramos en Miguel Montesinos, autor de ColdWar, y triunfador de la pasada edición del evento. Él consiguió dar el salto, cruzar esa barrera, y sentarse en la mesa de ponencias para explicar y compartir su éxito con el resto de aspirantes, cuyos proyectos pasamos a enunciar:

Por un lado tenemos a Galahad’s Memories, un juego con una clara inspiración en The Moon que nos invitará a organizar el caos de los cuadros de un pintor para ayudarle así a recuperar su memoria. Una interesante propuesta a modo de plataformas que podréis visitar (valido para todos los juegos mencionados) clickeando en el nombre del juego mencionado anteriormente.

Por su parte, el equipo de Scrap Metal Cats decidió apostar por un efectivo shoot’em up, juego que recoge propuestas de personalización de naves (con su respectiva incidencia en el gameplay), y que nos invita a acribillar a todo tipo de enemigos que tengamos por delante.

El equipo de Minitomic presentó un interesante juego de plataformas cuyo diseño, simpático y accesible, no pasará desapercibido. Este proyecto apuesta por una mecánica basada en campos de fuerza, atracción y repulsión, como clave de juego. Además, se incide en el carácter de rejugabilidad, donde habilidades adquiridas en niveles avanzados del juego nos posibilitarán la exploración de antiguos escenarios.

Honoring Bunny se nutre de los juegos de plataformas 3D y encuadra su planteamiento en un mundo de fantasía dotado de referencias al imaginario clásico del género. Un castillo habitado por un malvado ser, un rescate y un héroe. La sencillez de las ideas clásicas no conoce los límites del tiempo.

En Damned Sunset asistimos a un interesante juego postapocalíptico. La Tierra sufre un calentamiento extremo fruto del cual se torna imposible la salida diurna hacia la superficie. Ante semejante tesitura, los vampiros se han unido y mantienen el dominio del territorio. Interesante rizo, ¿verdad? Un juego a medio camino entre la estrategia en tiempo real y el ‘tower defense’.

Freedom of Rats supo transmitir entusiasmo y precisión con un título cuyo planteamiento supone una atractiva vuelta de tuerca a conceptos manejados en títulos como The Portal, en este caso, haciendo uso de las fuerzas gravitatorias. Un título ambicioso y con ganas de explorar nuevas formas de juego.

Para finalizar, hemos querido destacar tres títulos que consiguieron captar toda nuestra atención. Por un lado, Casual Toy nos hizo reflexionar sobre las posibilidades de las nuevas tecnologías y el entretenimiento en las terapias ocupacionales. Un juego que saca partido al periférico Kinect y permite que personas con algún tipo de discapacidad física puedan realizar ejercicios terapéuticos (validados todos ellos por expertos), y estimular así la motivación del usuario. ¿Quién dijo que los videojuegos y el progreso social estaban reñidos?

Por otro lado, Heart Beats apostaba por una experiencia de juego individual cuyo planteamiento, minimalista e innovador, esbozó el horizonte de un juego prometedor. Cuatro vidas conectadas a través de los latidos de un solo corazón. Una conexión musical, emocional y profunda que debes conocer.

Por último, Stuffed Animal consiguió arrancarnos más de una sonrisa gracias a su peculiar visión de los jueguetes. Una suerte de Toy Story a la inversa en la que diferentes muñecos cobran vida y muestran su verdadera cara. El peso de la trama está recae sobre Eddie, un niño de 10 años que utilizará todo tipo de artimañas y trampas para hacerse con el control de su propia habitación. Un juego al que no perderemos la pista. Y a ti, ¿Qué te han parecido estos juegos?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios