La polémica vuelva a girar en torno a Call of Duty y el nuevo Black Ops 2

Escrito por Redacción
Juegos
0

El anuncio del nuevo Call of Duty llega acompañado, una vez más, de polémica. En esta ocasión, la existencia de una cláusula que excluye a cualquier compañía que no sea Infinity Ward de realizar juegos ambientados en un futuro posterior a Vietnam, podría poner en apuros a Activision y el estreno del recientemente anunciado Black Ops II, desarrollado por Treyarch.


Como sabéis, una de las grandes sorpresas del año ha sido la decisión de Activision de ubicar el nuevo título de la franquicia Call of Duty en un futuro próximo, en concreto en el año 2025. Esta decisión causó un gran impacto entre los gamers y fue aplaudida por aquellos medios que exigían mayor frescura en la saga.

Ahora, a la polémica de Anonymous hemos de añadir un nuevo episodio al habitual culebrón que supone cada estreno de la franquicia Call of Duty. En esta ocasión, una clausula firmada por Activision e Infinity Ward podría poner en problemas el estreno de Black Ops II. Dicho acuerdo exime a cualquier compañía que no sea Infinity Ward de realizar títulos ubicados en un contexto histórico posterior a la Guerra de Vietnam. El juego en cuestión, desarrollado por Treyarch, podría incumplir dicha clausula, tal y como señala el portal Gameinformer.

La medida forma parte de un contrato que concede este derecho creativo en exclusiva a Infinity Ward, una decisión tomada con el fin de mantener el control sobre la marca Modern Warfare y futuros títulos asociados a los conflictos contemporáneos y posteriores a la época moderna. No obstante, dado el avanzado estado de desarrollo del juego, la clausula podría haberse venido abajo por alguna revisión del acuerdo, o Activison podría haber optado por asumir los costes de un posible proceso legal.

Sea como fuere, los jugadores se preparan para recibir un nuevo juego de la franquicia que, en esta ocasión, promete llegar con un gran número de novedades. Desde luego, el escenario bélico promete. Aunar la habitual mezcla de espectáculo, ritmo cinematográfico y realismo puede resultar muy efectivo en un título futurista como Black Ops II. ¿Tú qué crees?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios