Zelda y Mario reciben el Premio Príncipe de Asturias

Escrito por Redacción
Juegos
0

El responsable de dar vida a personajes como Link o Mario, Shigeru Miyamoto, ha recibido el Premio Príncipe de Asturias en la categoría de Comunicación y Humanidades de este año. Un reconocimiento a una carrera de más de 25 años en la que han surgidos nombres como The Legend of Zelda, Pikmin, F-Zero, Star Fox o Super Mario. Un premio, en fin, más que merecido.


No se puede entender el mundo del videojuego sin Shigeru Miyamoto. Pocas veces toda una industria de tanta magnitud le debe tanto a un sólo nombre. Porque sin él, no tendríamos ni Mario, ni Zelda, ni Donkey Kong, ni Star Fox ni toda una serie de nombres que hoy son referencia mundial. Muchos dirán que si no existiera alguno de estos títulos, habría que inventarlos. Pero posiblemente no se parecerían a cómo hoy los conocemos ni se acercarían a todo lo que han dado aquéllos para que la industria que naciera allá por finales de la década de los 70, se consolidará definitivamente durante los años 80.

Hoy, finalmente, se ha reconocido su labor y dedicación: Shigeru Miyamoto es ya Premio Príncipe de Asturias, otorgado en Oviedo por la fundación homónima, y para muchos expertos el segundo galardón internacional más prestigioso después del Nobel.

Lo ha recibido por la categoría de Comunicación y Humanidades, imponiéndose a nombres tan dispares como la agencia de fotografía Magnum, el filósofo Edgar Morin y los cómicos argentinos Les Luthiers.

No es la primera vez que Miyamoto es candidato al prestigioso galardón (ésta es la tercera ocasión), aunque esta vez sí se ha hecho con él. Un merecido reconocimiento, pues, a toda su carrera, y a su gran influencia en una de las mayores industrias del ocio.

El tribunal de la Fundación explica los motivos de este galardón: “El japonés Shigeru Miyamoto es el principal artífice de la revolución del videojuego didáctico, formativo y constructivo. Diseñador de personajes y juegos mundialmente conocidos, se caracteriza por excluir de sus creaciones la violencia y por innovar con programas y formatos que ayudan a ejercitar la mente en sus múltiples facetas y resultan muy valiosos desde un punto de vista educativo.

Miyamoto no sólo es el padre del videojuego moderno, sino que ha conseguido, con su gran imaginación, crear sueños virtuales para que millones de personas de todas las edades interactúen, generando nuevas formas de comunicación y de relación, capaces de traspasar fronteras ideológicas, étnicas y geográficas”

La reacción de Miyamoto no ocultaba su alegría, aunque no ha querido olvidarse de sus compañeros y compañeras de trabajo, sin los cuales, no habría sido posible dicho galardón: “Me siento muy honrado al conocer la noticia de que he sido elegido para recibir el premio Príncipe de Asturias de la Comunicación y Humanidades. La labor de crear videojuegos es en gran medida un trabajo en equipo y por este motivo me siento enormemente agradecido por haber sido elegido para recibir este ilustre premio. Como consecuencia, me gustaría recibir este premio en representación de mis amigos y compañeros, con los que he creado videojuegos a lo largo de mi carrera”.

Como decíamos anteriormente, sin Miyamoto no se entendería Nintendo, y sin Nintendo, la industria del videojuego. Link y su universo de Zelda, la familia Mario, Fox McCloud, las criaturas de Pikrim, los vehículos de F-Zero y tantos otros más (se contabilizan más de 100 participaciones en juegos) tienen ya su premio Príncipe de Asturias.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios