PlayStation 4 y Xbox 720 podrían no suponer un gran salto cualitativo

Escrito por Redacción
Consolas
0

“No cambiará la vida a nadie”. Así ha concluido John Carmack, co-fundador de id Software, sus declaraciones sobre la próxima generación de consolas, sobre las que duda de su capacidad para introducir cambios sustanciales en la industria. Así pues, para la desarrolladora, ni con PlayStation 4 ni con Xbox 720 veremos un gran salto cualitativo.


Muchos esperan que supongan un antes y un después en la industria del videojuego. Porque para más de un experto en el tema, con la próxima generación de consolas, PlayStation 4 y Xbox 720, se juega el futuro de este tipo de software en el sector. Es decir, con la next-gen se podría decidir si el futuro del videojuego sigue en manos de las plataformas tal y como las conocemos hoy, o bien ha de tomar un ritmo diferente. La gran baza para estas consolas: una gran potencia gráfica que impresione a toda una generación. Y muchos piensan que así será.

Sin embargo, en este clima generalizado de optimismo, hay quien pone en duda la verdadera capacidad de PS4 y la nueva Xbox a la hora de sorprender. La última voz discordante la ha puesto id Software, en concreto uno de sus co-fundadores, John Carmack.

Carmack no considera que la próxima generación traiga consigo verdaderos cambios sustanciales a la industria y, si bien reconoce que habrá mejoras en cuanto al rendimiento de los juegos y una mayor facilidad de desarrollo, éstas nos serán tan relevantes como se podría pensar. En resumen, como él mismo indica, “en cierta medida no estoy emocionado con la nueva generación”.

Y no lo está, entre otras razones, porque las actuales plataformas están rindiendo a un extraordinario nivel y cubren las necesidades actuales de cualquier diseñador: “Cualquier visión que tenga un desarrollador se puede hacer perfectamente en la actual generación y en PC”.

Los límites de la nueva generación

Incluso pone límites a las capacidades de PlayStation 4 y Xbox 720. Y dichas limitaciones están en las 60 imágenes por segundo, que además, supone el único gran cambio que introduzcan las nuevas consolas. Más de aquello, no se podrá conseguir: “Si llevas un juego actual como por ejemplo Halo con sus 30 imágenes por segundo y 720p a 1080p y 60 imágenes por segundo, ya has consumido toda la potencia de la nueva generación”.

En resumen, que PS4 y la nueva Xbox, para id Software, mejorarán en buena medida la actual situación, especialmente en cuanto a la resolución, pero sin suponer profundos cambios en la evolución de la industria. Carmack sentencia: “Tendremos lo actual, pero mejorado. Podrás rediseñar pensando en DirectX 11, pero realmente no cambiarás el mundo a nadie”.

Cierta contradicción

Para concluir, podemos señalar que dichas palabras chocan en cierta medida con las declaraciones que días antes había realizado el propio Carmack y recogidas por Eurogamer, donde el co-fundador de id Software afirmaba que PlayStation 4 y Xbox 720 serían hasta diez veces más potentes que las actuales. Unas declaraciones en las que, además, vaticinó que ambas saldrían a la luz en un par de años.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios