¿Qué papel jugará Kinect en Xbox 720?

Escrito por Redacción
Consolas
0

Durante una extensa entrevista, David Quinn, desarrollador ligado a Kinect desde sus orígenes, ha explicado alguno de los desafíos del periférico a corto, medio y largo plazo. Una lectura que nos ha permitido imaginar su papel en Xbox 720, la próxima consola de Microsoft. ¿Será Kinect una pieza fundamental de esta plataforma?


Que no os quepa la menor duda. El sensor de movimientos de Microsoft, tiene mucho qué decir en el futuro de Xbox, tanto en la actual plataforma como en su sucesora, conocida extraoficialmente como Xbox 720, y bautizada recientemente por los medios como Durango.

Lo más curioso de todo, tal y como señalamos en anteriores artículos, es que el futuro de esta tecnología no tendría por qué estar relacionado con movimientos de cuerpo entero o juegos en los que el jugador esté obligado a ejecutar acciones imaginarias. Disfrutar de una partida sentado, o simplemente dialogando de forma fluida con el sistema, podrían ser características esenciales para su éxito.

Davida Quinn, programador de Rare Studios, ha comentado en el portal Gamsutra algunas de las metas del dispositivo. Si bien ha comentado aspectos a mejorar centrados en el movimiento, poniendo como ejemplo la perfección de los ‘swings’ en el golf, ha recalcado el papel del lenguaje como meta a alcanzar con Kinect. De hecho, el desarrollador no ha dudo en citar a Mass Effect 3 como ejemplo de integración de Kinect en un título ‘hardcore’.

En este sentido, profundizar en el tipo de mensajes que el jugador emite al sistema, será uno de los objetivos fundamentales de Microsoft: “En el golf, puedes cambiar de palo diciendo ‘hierro cuatro’, o cosas por el estilo. Lo que nos gustaría ver y lo que estamos investigando, es una conversación más natural a la hora de hablar con Kinect, que puedas decir: ‘Oye, caddy, dame un palo del hierro cinco’, o ‘oye, caddy, que podría utilizar ahora'”.

Desde luego, este tipo de cambios podrían resultar muy interesantes para el jugador tradicional. No solo se trata de bailar o emular acciones. Sería muy interesante estar delante de un juego de fútbol y consultar estadísticas, o pedir consejo con la táctica a un entrenador virtual. Del mismo modo, solicitar ayuda con las armas en un shooter, o interactuar con un NPC en un juego de rol para comprar objetos, son sencillos ejemplos que podrían llevarse a cabo con una mejora del lenguaje.

En busca de nuevos horizontes

Por otro lado, el potencial de Kinect unido al de la nueva aplicación Xbox SmartGlass podría constituir un gran combo a la hora de navegar y desenvolvernos con nuestra consola, algo que comprobaremos a finales de 2012, momento en que Microsoft abrirá a los gamers las puertas de esta tecnología.

Quizá, el éxito de Kinect en Xbox 720 esté más relacionado con cómo se utilice la tecnología que con las posibilidades que de por sí ofrezca. Obviamente, arriesgar es complicado, pero creemos que, quizá, el periférico de Microsoft sea mucho más ‘hardcore’ de lo que a simple vista aparenta. ¿Tú qué opinas?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios