¿Está más cerca OUYA de la Next-Gen que Xbox 720 y PlayStation 4?

Escrito por Redacción
Consolas
0

El anuncio de OUYA, la plataforma Android y de código abierto; el juego en la nube de Gaikai y Onlive; o Steam Greenlight, la herramienta de Valve para seleccionar los juegos que conformarán su catálogo en Steam, podrían ayudarnos a definir el futuro de la Next-Gen. ¿Son este tipo de ejemplos piezas indispensables de la nueva generación de consolas?


Al hablar de la próxima generación de consolas, público y expertos analizan el papel de los nuevos motores gráficos, la potencia y aquellos aspectos que posibiliten títulos hiperrealistas y devastadores a nivel visual. No obstante, fuera de los focos, diferentes planteamientos comienzan a ganar terreno, sacudiendo la escena y redefiniendo el propio concepto de consola.

El avance de proyectos como Onlive o Gaikai, centrados en ofrecer un servicio de juego en la nube, anticipan una realidad inevitable o, al menos, indiscutible. Los juegos físicos no son imprescindibles y existe un amplio abanico de gamers dispuestos a abrazar este tipo de planteamientos. Microsoft y Sony lo saben, y la compra de Gaikai por parte de esta última compañía así lo atestigua.

El ejemplo de OUYA

No obstante, tenemos otros ejemplos más palpables, y quizá necesarios para consolas como Xbox 720 o PlayStation 4. El éxito de OUYA no hace sino evidenciar los deseos de los jugadores por acceder a una consola más flexible. Esta plataforma nos permitirá acceder a todo tipo de contenidos, sin obstáculos. El jugador podrá hackearla y configurarla a su criterio, haciendo de ella su centro multimedia a medida. Por otro lado, los desarrolladores podrán lanzar sus proyectos sin tener que pasar por frustrantes y costosos filtros.

Steam Greenlight

Cierto, muchos argumentarán que este tipo de filtros mantienen la calidad de los contenidos digitales de las plataformas. En este sentido, Valve ha desarrollado una propuesta muy interesante pero, lo más importante, práctica. Estamos hablando de Steam Greenlight. Mediante este servicio los jugadores podrán hacerse oír, y serán ellos quienes decidan con sus votos los juegos que conformarán el catálogo de Steam. Una revisión de esta aplicación supondría una manera democrática de establecer ese criterio de calidad sin dilapidar la creatividad de las desarrolladoras independientes.

Los primeros pasos

Por otro lado, el GamePad de Wii U; la compatibilidad de PS Vita y PlayStation 3; o la aplicación de Xbox SmartGlass suponen un gran paso para los principales fabricantes de hardware. Mejorar las herramientas de navegación y ampliar las opciones de ocio son un requisito fundamental para la nueva generación de consolas y todas estas combinaciones avanzan por la misma senda.

Juegos ‘free-to-play’

Por otro lado, incorporar contenidos basados en el ‘F2P‘ se antoja imprescindible. Solo hay que ver la buena acogida que están teniendo estos títulos  para comprenderlo. El ejemplo a la inversa lo encontramos en Star Wars: The Old Republic. Electronic Arts se ha visto forzado a dar el salto a este modelo y abandonar las cuotas mensuales. En nuestra opinión, es un mero trámite temporal que títulos Triple A acaben adoptando esta fórmula.

Por supuesto, nos encantan los buenos gráficos, pero también es cierto que se puede disfrutar de grandes juegos sin abrazar la vanguardia tecnológica. El ejemplo de OUYA es muy ilustrativo. El público se ha volcado con este proyecto y en su primer día consiguieron superar con facilidad la barrera de los 2 millones de dólares. ¿Forma OUYA parte de la nueva generación? ¿Tú qué opinas?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios