¿Tienen futuro las consolas como Ouya y WikiPad?

Escrito por Redacción
Consolas
2

Entre finales de año y comienzos del siguiente saldrán a la venta las dos principales alternativas a las consolas tradicionales, Ouya y WikiPad. Ambas con la filosofía Android como bandera, han llamado la atención de muchos usuarios. Pero se han de enfrentar a un reto mayor: la próxima generación de consolas. ¿Lograrán superarlo?


Recientemente hemos sido testigos del enorme éxito que ha cosechado Ouya en su campaña de financiación colectiva, superando los 8,5 millones de dólares de recaudación, lo que nos puede indicar la gran expectación que está creando la nueva consola de Android. En paralelo, aunque de manera haciendo algo menos de ruido, se encuentra WikiPad, un híbrido entre tableta y consola, también con sistema operativo Android y concebida fundamentalmente para disfrutar en su gran pantalla de las diferentes ofertas de videojuegos.

Son sin duda, las últimas y más importantes apuestas que el mercado alternativo pondrá sobre la mesa próximamente para poder hacerse un hueco en el sector de las consolas, lógicamente, no con el objetivo de sustituir las plataformas tradicionales, sino para ofrecer un gran soporte a una manera diferente de entender los videojuegos.

Como decíamos, la expectación en torno a ambas, especialmente en el caso de Ouya, hacen presagiar que su impacto será importante, al menos en un principio. Pero ¿será lo suficiente como para asentarse en el mercado?

Argumentos a favor

En su favor existen varias razones para pensar en ello. En primer lugar porque se basan en una serie de pilares considerados por muchos analistas como el futuro del sector: distribución digital de los títulos y una estrategia de mercado diferente, basada en precios muchos más económicos e incluso gratuitos. A ello se le une el acuerdo de Ouya con OnLive, por lo que también ofrecerá juegos por streaming.

Todo ello les convierte en la gran alternativa a las actuales consolas, quienes muestran ya un cierto estancamiento, especialmente por los altos precios que suelen acompañar a los nuevos lanzamientos. Una situación que, junto a la crisis económica que parece que nos acompañará durante varios años más, quizá hagan a los usuarios buscar alternativas más económicas para completar su demanda de ocio.

A ello se le une el carácter propiamente de Android, que ofrece una consola abierta, como lo son sus móviles y tabletas, que permitirá a los desarrolladores, tanto pequeños como mayores, experimentar con mayor libertad con una consola, y poder así tomar el riesgo de innovar sin tener que mirar el presupuesto, algo que no ocurre con tanta frecuencia con las consolas domésticas actuales. Todo ello podría repercutir en un mayor apoyo por parte de las desarrolladoras, lo que significaría más y mejores juegos, y con ello, más atracción del público.

En contra

Pero también hay argumentos que pueden poner en duda la continuidad de este tipo de consolas. En primer lugar el hecho de que para otros tantos analistas el sector parece un tanto saturado, en el sentido de que los usuarios tradicionales no reclaman un nuevo tipo de consola (aunque quizá sí una nueva generación), ya que en la actualidad existen desde las máquinas más tradicionales, como Xbox 360 y PlayStation 3, hasta las más innovadoras como la familia Wii, pasando por portátiles para todo tipo de jugadores, tanto hardcore (PS Vita) como diversión más “familiar” (Nintendo 3DS).

En cuanto a Ouya, el hecho de su gran éxito en Kickstarter no significa por obligación un éxito posterior, una vez que haya visto la luz. Y es que la gran mayoría de los proyectos que han salido a la luz por este tipo de financiación apenas han causado ningún impacto en el mercado, ya que ni los jugadores ni los inversores tradicionales se sienten atraídos por este tipo de negocios, lo que podría repercutir negativamente en su continuidad en el sector.

Pero sin duda, el argumento con mayor peso sostenido por quienes siguen creyendo en la estrategia tradicional es la falta de grandes títulos en la oferta de videojuegos de este tipo de consolas, antojándose muy difícil ver un título de triple A dentro de Ouya o WikiPad. Al menos, en un principio, dado que los ingresos teóricamente no serán lo suficiente como para invertir millones de dólares en un juego.

La llegada de los principales obstáculos

Un argumento que toma peso por el paso que va a dar el sector tradicional durante los próximos meses y años. Un paso que no es otro que el del estreno de la próxima generación de consolas, la cual a nadie se le escapa que se producirá próximamente. Así pues, ¿Serán capaces las consolas alternativas de sobrevivir a la next-gen?

La primera de ellas está a la vuelta de la esquina, y llegará incluso antes que Ouya, Wii U, quizá la que podría entorpecer más la consolidación de este tipo de consolas, dado que ofrece un estilo de juego muy diferente a lo tradicional.

Un as en la manga

Y luego llegarán PlayStation 4 y Xbox 720, entre finales de 2013 y comienzos de 2014, lo que ennegrecerá quizá aún más el futuro de este tipo de consolas. Pero aún así, aún con este negro horizonte, podrían tener un as en la manga, y éste no es otro que un nuevo tipo de usuario.

Porque existe aún un gran sector de la población cuya demanda en el campo de los videojuegos es mucho menos hardcore que los gamers más tradicionales, y que no esperan títulos potentes para su objetivo de diversión. Es decir, que lógicamente, Ouya o WikiPad no pretenden, como decíamos, sustituir a las nuevas y próximas consolas, sino complementar a éstos y, sobre todo, satisfacer al resto de usuarios de videojuegos no habituales.

Porque Ouya y WikiPad podrán ofrecer unos títulos al menos del mismo nivel que actualmente lo hace el sistema operativo iOS, y contando con el carácter abierto de Android, en cualquier momento podría superarlo, lo que para millones de personas, es más que suficiente. Y si sumamos que sus precios parecen ser más que asequibles, la ecuación se completa.

¿Crees realmente que tienen futuro este tipo de consolas? ¿Supondrá un éxito inicial y poco a poco decaerá? ¿O realmente supondrá una gran alternativa? A partir de finales de este año (estreno de WikiPedia) y marzo de 2013 (fecha de lanzamiento de Ouya), lo sabremos.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

2 comentarios
  1. Juan 19 Oct, 12 0:23

    Yo lo veo tonto, por eso precio, me compro la WII cuando salga la WII U…..

    Sobre el precio de los juegos ¿caros? los 3 primeros meses… luego bajan, y al par de años, los encuentras por entre 5 y 15 euros en un cajón de juegos en el MMrkt por ejemplo.

    0
  2. Guille 20 Ene, 13 18:05

    Yo veo interesante los juegos que nos puedan ofrecer, recuperando en algunos casos el concepto clásico de videojuegos y los controles.
    Yo me compraré una, además será una buena plataforma multijugador, tambien para aventuras graficas, arcade e incluso estrategia.

    0