¿Innovarán las próximas consolas en el modo de controlar los juegos?

Escrito por Redacción
Consolas
0

A medida que nos acercamos al final de la actual generación de consolas, los desarrolladores comienzan a hacer pública su participación en las nuevas plataformas. Muchos apuestan por la potencia, otros por la jugabilidad. La pregunta es la siguiente: ¿Innovarán las consolas en el modo de controlar los juegos?


Sin duda, uno de los debates que más cola está trayendo. Si la transición hacia Xbox 360 y PlayStation 3 estuvo marcado por la potencia gráfica, muchos consideran ahora que la nueva generación pasa por reinventar el modo en que disfrutamos de nuestras consolas. ¿Cómo? Incorporando nuevas experiencias y modelos de juego.

Hablamos, por ejemplo, de ‘cloud gaming’, juegos ‘free-to-play’ o conceptos como el ‘juego asimétrico’, recientemente introducido por Nintendo con Wii U, su consola de nueva generación. En este sentido, el modelo tradicional necesita ser reformulado pero… ¿Está la industria dispuesta a hacerlo?

Lo cierto es que la mayor parte de las desarrolladoras tienen una demanda común: mayor potencia gráfica. Lo hizo Crytek y lo hace ahora Gearbox, dos ejemplos de compañías que ya trabajan con la llamada Next-Gen. Randy Pitchford, presidente de esta última, afirmaba en el medio Gamasutra no estar muy interesado en la tecnología de captura de movimientos, un indicador de que el afán por la innovación, al menos en cuestión de jugabilidad, no siempre es compartido.

No son pocos quienes se aferran a la jugabilidad tradicional. Sticks y botones para afrontar el futuro, eso sí, con gráficos demoledores. Quizá una combinación de ambos factores resultaría muy atractiva, mas desconocemos hasta que punto los fabricantes de hardware y las desarrolladoras querrán que se materialice esta idea. Un Kinect capaz de registrar nuestras emociones en un partido y transmitir nuestro enfado al árbitro sería un gran avance. Por otro lado, poder interactuar con nuestro rostro y cuerpo en un juego de gran calidad gráfica es el sueño de muchos gamers.

Tal vez sea pronto para barajar estas ideas. En este sentido, muchos expertos afirman que el éxito no dependerá tanto de la innovación en jugabilidad sino de la capacidad que tengan las nuevas consolas de adaptarse a los cambios del mercado, a cuestiones mucho más urgentes. Adoptar el modelo de juego ‘free-to-play’ es obligatorio para Crytek, y ofrecer un sistema operativo abierto podría resultar clave. Precisamente dos ejes sobre los que ha girado la promoción de Ouya, la consola Android de código abierto.

Como veis, demasiados frentes abiertos y pocos datos que nos inviten a pensar en un cambio radical. No obstante, la llegada de Wii U podría forzar al resto de compañías a realizar una maniobra similar. De hecho, las opciones de juego cruzado entre PS Vita y PlayStation 3, o la posibilidad de integrar tu smartphone o tableta en la jugabilidad de un título de Xbox 360 son un ejemplo de ello. ¿Cambiarán Xbox 720 y PlayStation 4 el modo en que jugamos los juegos? Todo es posible.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios