El espionaje de la CIA estropeaba las partidas online de Call of Duty al fundador de Megaupload

Escrito por Redacción
Juegos
2

La red de espionaje que la CIA, en colaboración con los servicios de seguridad de Nueva Zelanda, desplegó en el hogar de Kim Dotcom no solo podría haber traído consecuencias legales para el fundador de Megaupload, sino también molestias en una de sus actividades preferidas: jugar a Modern Warfare 3.


De muchos es conocida la afición que profesa el famoso Kim Dotcom, responsable de la que hasta ahora era la mayor página de almacenamientos de archivos y cerrada por las autoridades norteamericanas, por los videojuegos; especialmente por uno, Modern Warfare 3, la última entrega en estrenarse de la conocida franquicia Call of Duty. Tal era la afición que llegó a coronarse como el número uno en las estadísticas online del juego, bajo el nombre de MEGARACER.

Para ello debía enfrentarse a grandes cantidades de los millones y millones que jugaban y siguen haciéndolo al multijugador de este MW3. Pero además debía superar un obstáculo de lo más inesperado: la CIA, o más concretamente a los problemas de conexión que provocaba el entramado de espionaje que la agencia de Inteligencia norteamericana, en conveniencia con las autoridades neozelandesas, habían desplegado en su casa en las cercanías de Auckland.

Así al menos lo deja entrever el portal TorrentFreak, tras mantener una conversación con el propio afectado. El fundador de Megaupload habría equipado a su hogar de una red de fibra óptica a 100 megabits, lo que habría garantizado una latencia bastante baja, como efectivamente experimentaba en un principio: “Cuando se instaló por primera vez la conexión tenía dos o tres hops”, afirma.

Sin embargo, los problemas comenzaron a detectarse cuando regresó de su viaje a Hong Kong, durante el mes de octubre. A partir de ahí, “pasó a cinco y nueve hops y la latencia se incrementó en aproximadamente de 60 a 90 milésimas de segundo”. Lo que complicaba, claro está, sus partidas online a Call of Duty.

Comienzan las sospechas

Las sospechas surgieron cuando ni el servicio técnico ni la compañía responsable lograban identificar el problema, y aquélla acabó optando por el silencio. Pero cuando se descubrió la trama de espionaje, Dotcom lo tuvo claro “A la luz del espionaje de la GCSB [servicio de inteligencia y seguridad nacional], entendemos que el tráfico de mi conexión a Internet se desvió, probablemente a través de equipo que controlaba el GCSB”.

Nuevos problemas para el gobierno

El caso podría no pasar de una mera anécdota si no es porque a raíz de ello se podría poner de nuevo en evidencia al gobierno de Nueva Zelanda. Nos ponemos en antecedentes: el ejecutivo liderado por John Key tuvo que salir recientemente a la palestra para pedir disculpas a Dotcom por haber permitido el espionaje en su propio hogar, tras el informe del inspector general de Inteligencia y Seguridad del país en el que se determinaba que el gobierno le había espiado de manera ilegal.

¿Mentiras gubernamentales?

Poco después, el portavoz del ejecutivo aseguraba que el espionaje (vigilancia según sus palabras) no se había llevado antes del 16 de diciembre pasado. Sin embargo, los problemas no justificados en la conexión de Dotcom a la hora de jugar al online de Call of Duty comenzaron ya en octubre, lo que, en caso de haber relación entre ambas situaciones, contradiría frontalmente a lo expuesto por el gobierno neozelandés.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

2 comentarios
  1. walterlopez 05 Oct, 12 20:06

    Mierda, ya veo porque mis partidas tienen bastante lag,

    0
  2. loxotillo 06 Oct, 12 19:43

    si lo comprendo yo pago por 3 megas y solo me llega 1 🙁 y reclamo pero nunca me lo arreglan 🙁

    0