Acusan a Nintendo de infringir patentes y le piden 8 euros por cada 3DS vendida

Escrito por Redacción
Consolas
0

La tecnología 3D que incorpora la Nintendo 3DS podría suponer un quebradero de cabeza para el gigante nipón. Un inventor ha demandado a la compañía por infracción de patentes y le exige el pago de 8 euros por cada unidad vendida hasta ahora, por lo que estaríamos ante una indemnización multimillonaria.


El juicio en el que se ha de dictaminar si Nintendo violó la propiedad intelectual del inventor Seijiro Tomita ha dado inicio en Nueva York. El Tribunal del Distrito de Manhattan ha de resolver un litigio que podría ensuciar la imagen de la compañía que recientemente acusó a España como uno de los países más piratas del mundo y pidió al propio país norteamericano nuestra inclusión en la lista 301 por este motivo.

Como ha informado Reuters, el abogado del demandante, Joe Diamante, ha mantenido ante el juez su versión de los hechos. Ésta sostiente que él había desarrollado la tecnología tridimensional que integra la última portátil de la compañía y que permite disfrutar de este efecto sin la necesidad de gafas 3D. En su argumentación afirmó que Nintendo la empleó en la consola sin su permiso y sin compensarle económicamente en modo alguno, lo que supone una infracción de la patente a su nombre.

Según el demandante, la firma nipona se reunió con Tomita en 2003 para trabajar en torno a esta tecnología así como con otros inventores en busca de dotar a su portátil con este efecto. Entre ellos estaría Sharp, firma asiática que fue señalada para fabricar la pantalla 3D del dispositivo. Sin embargo, el inventor sostiene que fue él y no esta compañía quien mostró a Nintendo el prototipo en el que finalmente se basó para su 3DS.

F1-2011-Nintendo-3DS-videoPor su parte, la Gran N huye de esta acusación. Su abogado, Scott Lusivand, no ha tardado en señalar que las consolas 3DS no utilizan los aspectos clave de la patente que cita Tomita, por lo que considera que la compañía queda eximida de toda responsabilidad al respecto.

Será el juez quien finalmente emita una sentencia que podría suponer un grave daño económico a las arcas de Nintendo. Tomita reclama una compensación por daños y perjuicios cercana a 8 euros por cada consola vendida hasta la fecha. Si tenemos en cuenta que, según datos de VGChartz, la compañía ha superado la barrera de los 29 millones de portátiles 3DS vendidas hasta ahora, la cantidad que tendría que pagar al inventor sobrepasaría los 232 millones de euros.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios