Análisis y conclusiones de Splinter Cell Blacklist

Escrito por Redacción
Juegos
2

Considerado como uno de los mejores estrenos de este verano, en Gamerzona abordamos la que puede calificarse como culminación de la franquicia de infiltración y acción de Ubisoft. Sam Fisher regresa con este Splinter Cell Blacklist con la variedad de juego como bandera. Una perfecta excusa poner a prueba nuestras habilidades y capacidad de estrategia.


Seguimos con nuestro repaso a los grandes estrenos del ya casi extinto periodo estival. Es turno ahora para uno de los grandes lanzamientos de la compañía francesa para este 2013: el regreso ya mítica de una saga tres años después. Y lo hace por todo lo grande.

Eso sí, no esperemos un guión extraordinario o un nivel gráfico más allá de lo que dan de sí la actual generación de consolas. Blacklist se centra sobre todo en la jugabilidad, si bien el uso del Unreal Engine 3 les ha permitido una visualización que no decepcionará a nadie, lo cual ya es un buen comienzo.

Dejando de lado una nueva demostración de lo tradicional y tópico del argumento elaborado por el novelista Tom Clancy, el juego convence principalmente por la variedad en la manera de afrontar las situaciones y a la hora de recorrerlos.

En primer lugar, porque nos llega a ofrecer hasta tres maneras diferentes de salvar una misma misión, lo que nos permitirá volver a jugarla sin dar la sensación de repetitividad (algo esencial para un juego donde caerás abatido más de una vez). ¿Cómo? Bien recurriendo al sigilo (actividad clave del juego), bien al enfrentamiento cara a cara. Ello puede hacer del título un juego pausado y estratégico o todo lo contrario: un shooter al uso si decidimos ir de frente a por todas.

Pero también los escenarios nos ofrecen cambios de uno a otro, pues habrá momentos en los que el juego se haga lineal y directo, moviéndonos a través de una especie de pasillo, mientras que en otras ocasiones, se nos ofrezca la posibilidad de explorarlo detenidamente, dándole así un cierto toque de mundo abierto.

Splinter Cell Blacklist sigiloUn aspecto que se reproduce en el Paladín, un avión del ejército norteamericano que servirá como nuestra base de control, y donde pasaremos de la campaña individual al cooperativo o multijugador y viceversa de una manera más interactiva, además de ofrecernos igualmente un elemento claramente rol: la posibilidad de mejorar nuestros equipamientos (armas, uniformes), así como el rendimiento de nuestra base (que luego se verá reflejado en el gameplay).

Sobre su multijugador, con unos modos de juego que apenas varían de lo estándar, hay que destacar el gran efecto que produce el cambio de visualización que supone jugar con los espías, con una cámara en tercera persona, y con los mercenarios (el otro grupo de jugadores), donde el juego se convierte en un FPS de toda la vida.

Más de veinticinco misiones entre campaña individual, misiones secundarias y cooperativo nos brindan igualmente una cantidad de horas de juego bastante atractiva. Para saber más del juego, visita nuestro análisis exhaustivo del juego.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

2 comentarios
  1. yankeesalvage21 13 Sep, 13 21:33

    ES EL MEJOR JUEGO DE ESPIONAJE QUE HAY POR AHORA MUY BUENO

    0
  2. JOHNDRY GONZALEZ 14 Sep, 13 4:07

    yo lo estoy pasando y es realmente genial

    0