Análisis y conclusiones de Batman Arkham Origins

Escrito por Redacción
Lanzamientos
0

El desarrollo de Batman Arkham Origins ha estado marcado por la salida de Rocksteady, el estudio que propició el renacimiento del Caballero Oscuro en el mundo de los videojuegos y creo, contra todo pronóstico, una serie con entidad propia. Ahora, tras una semana de intensos desafíos, damos a conocer nuestras conclusiones sobre uno de los títulos que mayor expectación ha generado entre los jugadores. ¿Logrará el nuevo título superar nuestras expectativas?


Rocksteady consiguió sorprendernos a todos con el desarrollo de Batman Arkham Asylum. Por primera vez en mucho tiempo, un estudio se tomaba en serio al personaje, ofreciendo un estilo único, en ocasiones tétrico y a menudo claustrofóbico. Fue el punto de partida de un éxito arrollador. Posteriormente, la desarrolladora reinventaba la fórmula bajo el formato sandbox, puliendo un sistema de combate imitado ya hasta la saciedad y permitiendo a los jugadores disfrutar de un auténtico espectáculo de sigilo, combates cuerpo a cuerpo e investigación. Dábamos la bienvenida a Batman Arkham City y vaticinábamos el nacimiento de una saga de gran recorrido.

La entrega actual, desarrollada ahora por Warner Montreal, no necesita sorprender, tampoco impactar. Le basta con recoger el legado de Rocksteady y potenciarlo con un mapa más grande, nuevas misiones y un guión igual de potente que el de su predecesor. ¿Si lo consigue? Batman Arkham Origins no es tan original como los anteriores títulos pero continúa siendo una apuesta sobre seguro en términos de entretenimiento. No hay fallo, el juego nos desafía a superar retos, reflexionar, trenzar combos y encaramarnos a los principales edificios de la ciudad. Todo ello con un sistema de progresión muy bien aplicado, multitud de villanos y las curiosidades propias de toda precuela.

Batman Arkham Origins 1En este sentido, su narrativa tampoco decepciona. El guión de Dooma Wendschuh y Corey May, artífices de los primeros títulos de Assassin’s Creed, no pasará desapercibido por los jugadores. Quizá no sea tan brillante como el de las primeras entregas, y en ocasiones se muestra algo inmaduro, sobre todo en algunos comentarios del protagonista, pero le sobra ritmo y narrativa para convencernos.

En definitiva, Warner Montreal apuesta por el ‘más y mejor‘, manteniendo casi intacta la jugabilidad e implementando nuevos desafíos y un correcto multijugador. En este sentido, muchos jugadores celebrarán que el título permanezca fiel a sus raíces. Otros echarán en falta cierta frescura y capacidad de sorpresa, mas todos ellos coincidirán en definirlo como una de las mejores propuestas del año.

El resto de conclusiones las encontraréis en nuestro análisis. Allí hemos desmenuzado cada apartado del título, revisando en profundidad sus puntos fuertes.

Análisis de Batman Arkham Origins, ya disponible en PC, Xbox 360 y PlayStation 3.

Y vosotros, ¿lo habéis probado ya?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios