Análisis y conclusiones de Puppeteer para PS3

Escrito por Redacción
PS3
1

Puppeteer es un juego que se presentó en la pasada Tokio Game Show de 2012, en una conferencia repleta de grandes juegos con apariencia ‘indie’ que Sony tenía intención de poner a la venta antes de la llegada de su ‘next-gen’. Cosa que ya está ocurriendo (Teraway mediante) y, con algunas semanillas de retraso, ahora os traemos analizado a Gamerzona.


El juego es un enorme teatro de marionetas ambientado en una historia que nos narra las penurias de un niño al que han convertido en una muñequito de madera. Para más INRI, el Rey Oso Luna, el mandamás del mundo al que ha ido a parar, le ha comido su cabeza y ahora tendrá que ponerse la primera que encuentre por el camino. Y no son pocas: ni más ni menos que 100.

Puppeteer es un plataformas clásico, con apariencia 3D y que nos invita a saltar por mapas brillantemente diseñados con un talento descomunal. No en vano, Japan Studio ha colaborado en otras joyas de la casa como los Patapon, Tokyo Jungle, Echochrome o Gravuty Rush. Entre otros muchos…

Análisis de Puppeteer en Gamerzona.

Además, el diseñador de Puppeteer es Gavin Moore, uno de los talentos europeos exiliados en Japón y que ha puesto toda su experiencia en desarrollar un título que le libra del realismo que había practicado a lo largo de su carrera en títulos como The Getaway para PS2.

Pero si hay algún aspecto que destaca del juego es su enorme calidad, su tremendo gusto por ir más allá de lo que supone un videojuego para convertirse en una experiencia que muchas veces nos exige que lo contemplemos, aunque para ello tengamos que soltar el pad y dejar que la historia de Kutaro y sus malvados enemigos nos embruje.

Si quieres saber qué nos ha parecido, aquí tenéis el análisis completo de Puppeter en PS3.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario