Primeras impresiones de Yaiba Ninja Gaiden Z para PS3 y Xbox 360

Escrito por Redacción
PS3
1

Seguro que todos sabéis quién es Keiji Inafune, un señor que tenéis a la derecha en la foto de abajo (junto a Yosuke Hayashi, productor ejecutivo de Team Ninja) y que es uno de los nombres clásicos de Capcom, compañía que abandonó en octubre de 2010 dando un portazo, 23 años después de entrar y ser considerado como uno de los padres de Megaman, Onimusha y Dead Rising y, un poco más lejanamente y como de refilón, Resident Evil. Ahora, han estado en Madrid para enseñarnos su Yaiba Ninja Gaiden Z.


Esta nueva entrega de una de las sagas más conocidas del mundo de los videojuegos desde su irrupción a finales de los 80 no pertenece a ninguna de las historias principales de los anteriores desarrollos, protagonizados por un tal Ryu Hayabusa, y es más bien un ‘spin-off’ de la saga original, de la que coge el nombre y mucho de su mecánica.

Pero eso sí, lleva el toque Inafune que tanto pudimos ver en ese Dead Rising 2 genial que salió a la venta en 2010: humor, muchos zombies y acción descerebrada como pocas veces hemos visto en un videojuego. ¿Y eso? Bueno, según nos contó el propio Keiji Inafune, tenía ganas de hacer un juego de ninjas y zombies. Así que ahí tenéis la justificación a esta mezcla explosiva de katanas y vísceras.

Yaiba_ninja_gaiden_inafune

Yaiba, el héroe de este Ninja Gaiden Z

Como ya os hemos dicho, estamos ante un ‘spin-off’, un trozo arrancado de uno de los juegos anteriores en los que Ryu Hayabusa acabó cortando en mil pedazos a uno de sus muchos enemigos, de nombre Yaiba. Pues bien, este enemigo del héroe de los Ninja Gaiden fue recogido por una misteriosa organización y gracias a una tecnología súper avanzada, le devolvieron la vida. Aunque eso sí, quitándole parte de su esencia humana para convertirle en un medio ciborg.

Uno de sus brazos, la cara y otras partes del cuerpo son ahora mecánicas y aprovechando este giro argumental, Yaiba Ninja Gaiden Z convierte al perseguido en perseguidor (Yaiba) y al héroe en villano (o casi): Ryu Hayabusa. Pero ahí no acaban las cosas. En medio de este auténtico caos, hay una invasión de zombies que lo han infestado todo y el mundo que conocemos se precipita hacia el caos. Y aunque eso es importante, más lo será todavía nuestra sed de venganza.

Miss Monday, ¿a dónde va así vestida?

Ya os hemos adelantado más o menos que el juego es un ejercicio de humor negro típico de Inafune, con momentos realmente divertidos y para no acabar con los ‘clichés’ típicos, la acompañante que durante toda la partida le irá indicando a Yaiba las cosas que debe hacer, tendrá unas pintas parecidas a las que veis justo aquí debajo. Lo que se dice, ‘estar preparada para el apocalipsis mundial’. Su nombre es Miss Monday.

Miss Monday de Yaiba Ninja Gaiden Z.

El papel de Miss Monday (que así se llama la chiquilla) es la de ser la voz que nos va avanzando las cosas nuevas que nos encontramos en el juego, en plan Otacon de Metal Gear, que supervisa todo lo que hacemos y en los primeros momentos hace de guía. Además, su presencia sirve de contrapunto argumental para protagonizar conversaciones realmente divertidas entre Yaiba y Miss Monday que, en determinados momentos, como podéis imaginar, acabarán haciendo referencia a ciertos atributos y… bueno, pues eso… ¡ejem! Que hay zombies…

Yaiba, un héroe de armas tomar

Nuestro protagonista es un auténtico ninja cibernético que va armado, para empezar, con dos armas fundamentales: la katana y la cadena. Una y otra tienen sus usos concretos y está muy bien pensado para que a medida que subamos de nivel, no sólo aprendamos nuevas habilidades (como si fuera un juego rol) sino que iremos aprendiendo nuevos combos para ser mucho más letales ante los enemigos

Yaiba Ninja Gaiden Z para PS3 y Xbox 360.

Así, la katana es un arma de corto alcance, diseñada para el cuerpo a cuerpo y que bien utilizada con distintas combinaciones de botones puede hacerle mucho daño a los zombies. Con ella es posible darles muy fuerte a los enemigos y mantenerlos a raya pero, cuidado, por que al primer combo que nos bloqueen, nos podremos ver rodeados y sin posibilidad de recuperarnos.

La cadena, sin embargo, es muy parecida a las que lleva Kratos en su God of War menos por una salvedad, y es que su duración es limitada y cada cierto número de golpes tendremos que descansar. Esto provoca que en ese espacio de tiempo Yaiba no ataque y esté expuesto a los zombies. Es por eso que lo más aconsejable es ir mezclando unas y otras y centrarnos en la katana para los grupos cortos y cercanos, y dejar la cadena para las grandes masificaciones a distancias medias y largas.

Pero hay más. Es es que como los enemigos son todos carne de casquería fina por su condición zombie, a la que golpeamos a los no-muertos, muchos acabarán desmembrados y podremos coger esos brazos y piernas para arrearles a los demás. Todo, como veis, muy en la línea ‘despiporre total’ típico de algunos juegos de Inafune (Dead Rising).

¡Ah!, y una última cosa: gracias a su ojo biónico, Yaiba puede ver el escenario con una profundidad increíble y comprobar cuáles son los puntos importantes. Pero sin duda, unas de las artes que mejor tendremos que saber controlar será la de las ejecuciones. Y es que a los zombies, tras arrearles hasta en el cielo del paladar, podremos ejecutarlos para obtener ciertos puntos de vida que serán básicos para sobrevivir cuando más achuchados de vida andemos.

Yaiba Ninja Gaiden Z para PS3 y Xbox 360.

Hordas y hordas de zombies

Yaiba Ninja Gaiden Z se divide en pequeños escenarios donde el objetivo suele ser acabar con las hordas de zombies que nos van atacando. Es decir, que lo único que nos debe preocupar es limpiar cuanto antes y sin recibir ningún rasguño a todos los malditos enemigos que nos van enviando. Y es que todo cuenta para la puntuación final que obtenemos en cada escenario: tiempo invertido en acabar con todos los zombies, combos, cadena de muertes lograda, etc.

Esa es la clave del juego, al margen de otros enfrentamientos que podremos tener contra helicópteros, cazas de combate o middle y final-boss, que los hay, y que son los que van complicando poco a poco el desarrollo del juego.

Yaiba Ninja Gaiden Z, al ser un proyecto de cooperación entre Inafune y su estudio Comcept con el Team Ninja (Ninja Gaiden o Dead or Alive) tiene más que asegurada la dificultad y a fe que la tiene. Nosotros echamos una partida de varias horas en el modo normal y hubo momentos de auténtica desesperanza para superar a una legión de zombies que, acompañados de helicópteros y sus misiles hacían casi imposible pasar de ahí. Luego lo hicimos, pero a un precio (de nervios) más que considerable.

Yaiba Ninja Gaiden Z para PS3 y Xbox 360.

Y es que cuando nos matan en el juego, volvemos al punto de guardado que, en ocasiones, está dos o tres hordas de enemigos más atrás. Ya, ya sé que un ‘gamer’ no debería quejarse de estas cosas pero tanta ‘casualización’ al final provoca estos problemas… ¿no os parece?

Un modo Arcade a tener en cuenta

Ninja Gaiden Z es un juego con escenarios 3D muy al estilo de lo que pueden verse en los God of War y cosas parecidas pero Inafune y Team Ninja han decidido rendir un homenaje a la serie que le da nombre y esos mismos entornos que podremos jugar con total libertad, moviéndonos por donde queramos, podremos transformarlos en un ‘beat-em up’ como los de los años 90, con scroll lateral y con nuestro héroe yendo y viniendo sin poder variar la cámara o el punto de vista.

Yaiba Ninja Gaiden Z para PS3 y Xbox 360.

Para saber que estamos en ese modo Arcade, Comcept y Team Ninja han utilizado los tipos de letra pixelada tan típicos de NES en los 80, tal y como podéis ver en las imágenes que tenéis justo encima. ¡Una gozada!

Gráficamente es como un cómic

La historia del juego nos la van contando como si se tratara de un cómic por el que van pasando las secuencias como si estuviéramos leyendo unas viñetas. Es muy divertido ver cómo esas ‘intros’ se convierten en una especie de novela digital donde los personajes se hablan dentro de un montaje muy dinámico y perfectamente desarrollado, con modelos 3D que están creados con una especie de ‘cel shading’ mucho más depurado de lo que habíamos visto hasta ahora.

Ese estilo gráfico lo impregna todo y le quita el realismo que podría provocar alguna que otra crítica por su excesiva violencia: estamos ante un título que no se corta (jajajaja, nunca mejor dicho), donde los litros de sangre suben y bajan por la pantalla sin límite alguno y es gracias a ese toque gráfico que tiene lo que le aleja de cualquier polémica o apariencia de realismo. Es más, ese estilo visual ayuda a que la historia funcione con sus giros y sus momentos de humor negro que le restan trascendencia a todo lo que pasa en pantalla, convirtiendo cada partida en una continua carcajada de buen rollo.

Yaiba Ninja Gaiden Z para PS3 y Xbox 360.

¿Y creéis que eso es todo? Nooooo. Yaiba Ninja Gaiden Z es también un juego muy bien acabado, perfectamente pensado, que por momentos llega a recordar a Kratos repartiendo estopa con su cadena y que va mejorando a medida que pasamos las fases.

El comienzo, que es carne de tutorial, pasa rápido pero después la cosa se enreda. Con mayores enemigos, más complejos, y escenarios que van cambiando lo justo para no ser repetitivos. Nosotros sólo pudimos disfrutar en dos actos y visitamos la parte alta de la ciudad en llamas, sus calles y terminamos en una capilla gigante con una middle-boss no muy difícil, pero sí puñetera. Con ella aprendimos el modo furia (Bloodlust), que sume a Yaiba en un frenesí devastador para los enemigos que se ponen por delante, o desbloqueamos los Nun-chukles contra uno de esos payasos cadavéricos que parecen inspirados en el entrañable Charlie Rivel.

Yaiba Ninja Gaiden Z parece extraño en un primer vistazo pero nada comparable al cargamento de jugabilidad y entretenimiento que parece nos va a traer. No en vano lo más importante que tiene es su diversión: constante, variada y en línea con los ‘hack’n slash’ que tanto se llevan ahora.

El 28 de febrero llegará a PS3 y Xbox 360 (el 4 de marzo en PC) y si sigue el camino marcado en la beta que pudimos jugar, estamos ante una de esas joyas que salen de vez en cuando y que, quién sabe si, en un futuro, se acabará convirtiendo en una IP de éxito como escisión del Ninja Gaiden principal.

Vídeo del modo Arcade de Yaiba Ninja Gaiden Z

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Dadu 13 Dic, 13 1:05

    Algo diferente. Espero poder jugarlo pronto.

    0