Los fundadores de Chillingo abandonan Electronic Arts

Escrito por Redacción
Juegos iPhone
0

Allí donde se produce un pequeño ‘boom’ de algo siempre hay una empresa decidida a crear una burbuja de dimensiones gigantescas que luego trae las consecuencias que trae. Y hace más de tres años, como bien sabéis, a algunas ‘majors’ del mundo de los videojuegos les dio por comprar empresas como Chillingo.


La razón de este ‘boom’ fueron los dispositivos móviles y sus juegos, que algunos como Electronic Arts empezaron a ver como el maná que les iba a permitir aumentar exponencialmente sus ingresos cuando, en realidad, no iba a ser así. ¿La razón? El mercado de los smartphones y tablets está para lo que está: para estructuras pequeñas de empresas que desarrollen juegos lejos de los presupuestos multimillonarios de los grandes estudios.

Así, Chillingo llegó a los brazos de Electronic Arts tras unos comienzos prometedores con juegos como el primer Angry Birds, Cogs, la saga mini Gore o Anomaly y, sobre todo, Cut the Rope. Pero llegó el dinero de EA y los lanzamientos se multiplicaron exponencialmente lo que a buen seguro no debió gustar a los fundadores de Chillingo que, tal vez, preferían menos desarrollos para obtener un éxito mucho mayor.

cut-the-rope-05-700x437

El caso es que transcurridos apenas tres años desde la adquisición de Chillingo, Chris Byatte y Joe Weesus sus fundadores, han cogido ‘carretera y manta’ y se han marchado, dejando la empresa que pusieron en marcha en 2005 en las manos de los americanos.

Aunque no han trascendido los detalles, parece que algo se debe estar moviendo en Electronic Arts por que han coincidido casi en las mismas fechas otras salidas casi igual de simbólicas, como las de Dave Roberts y Jason Kapalka de PopCap y los fundadores de Criterion Studios Alex Ward y Fiona Sperry.

¿Sabremos próximamente qué está pasando? ¿La burbuja de las compañías desarrolladores para dispositivos móviles y plataformas sociales está explotando? ¿Vosotros qué pensáis?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios