Análisis de Nintendo Pocket Football Club para Nintendo 3DS

Escrito por Redacción
3DS
0

Por fin los usuarios de Nintendo 3DS van a poder jugar a ser entrenadores, toda vez que la portátil de los Iwata & Cía. no se ha prodigado mucho en este género. Es por eso que Nintendo Pocket Football Club es una alegría para el cuerpo de los más futboleros del lugar, aunque no tenga licencias ni nombres oficiales.


El juego nos permite gestionar las principales patas de un club, como es el estadio para los partidos, la ciudad deportiva donde entrenar y mejorar a los futbolistas, la federación donde vemos los resultados de las competiciones oficiales, el aeropuerto para ir y venir por lar partidas online con amigos o con StreetPass y SpotPass, y hasta la sede principal donde se reúne la directiva y se decide el dinero que hay y que nos podemos gastar.

El juego nos obliga a echar muchos partidos y mejorar las habilidades de los futbolistas de la plantilla con un sistema de tarjetas de entrenamiento que van subiendo de nivel cada una de las siete cualidades que adornan a los distintos futbolistas.

nintendo_pocket_football_analisis_gamerzona_48

Gracias a ese método, el juego nos pica constantemente para que juguemos y juguemos tanto partidos amistosos como pachanguitas para acumular tarjetas de entrenamiento con las que convertir a un delantero centro torpón en un auténtico toperdo del área.

Como buen manager, podremos vender jugadores y hacer ofertas por otros para ir completando unas plantillas de 25 que, al principio de la temporada, sólo cuenta con 15. Un número más que insuficiente cuando empiezan a llegar las lesiones o la fatiga por la acumulación de partidos y toca gestionar rotaciones, estrategias, alineaciones, zonas de presión, marcas y hasta ensayos de jugadas a balón parado.

Pero no os desvelamos más, si queréis leer el análisis completo de Nintendo Pocket Football Club puedes acceder desde aquí.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios