Tropico 5, prohibido en Tailandia por ser “una amenaza pública”

Escrito por Nacho Requena
Juegos PC
0

Todos hemos querido jugar a ser reyes alguna vez. Los diferentes simuladores de estrategia donde tenemos que construir nuestro particular imperio, y controlar así a la población, ayudaron a cubrir esa ilusión de gobernar. Menos en Tailandia. El gobierno actual ha truncado cualquier posibilidad de convertirse en gobernador en Tropico 5.


De acuerdo al actual gobierno militar, que llegó al poder en mayo tras un golpe de estado (derrocando a un gobierno elegido democráticamente por el pueblo), Tropico 5 es “una amenaza pública para la paz y el orden“. No especifican el porqué es una amenaza, aunque se presupone que es por el contenido del juego, que puede incitar a tomar el control (lo mismo que ellos han hecho con armas, paradójicamente).

“Es un buen juego con críticas positivas. Conseguimos licencias para distribuir Tropico 3 y 4 anteriormente, pero en la quinta entrega, la historia se ha desarrollado aún más, y podría haber alguna parte inapropiada para la situación actual“, destacó el director de marketing de New Era Thailand, Nonglak Sahavattanapong, a la agencia de noticias Associated Press.

tropico-4

Haeminot Games, desarrollador de la saga, no se ha querido pronunciar al respecto, aunque viendo el revuelo que se ha formado en torno al juego, seguro que esta publicidad le beneficia más que perjudica. No obstante, no siempre es así: consabidos son los casos en todo el mundo donde la censura hace estragos en los videojuegos. Sólo hay que echar la vista atrás para ver muchos títulos que se han visto mermados por estas leyes en determinados países.

¿Ejemplos? Manhunt para PlayStation 2, algunas entregas de Duke Nukem, Mortal Kombat… De los últimos en llegar al mercado, sonada ha sido la restricción europea impuesta a South Park y la vara de la verdad, producto que no ha visto mermada su calidad en territorio norteamericano. Una lástima que la censura todavía se aplique.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios