Análisis y conclusiones finales de SteamWorld Dig para Wii U

Escrito por Redacción
Wii
0

Esto de los ‘indies’ está siendo una buena manera de que pasen por títulos actuales ideas que llevan más de 30 años en funcionamiento, y este SteamWorld Dig pone sus ojos en un viejo clásico de los 80 que todavía hoy nos podría entretener de lo lindo. Un tal Boulder Dash que a lo mejor os suena.


Su desarrollo ya os decimos que es casi un calco, al menos coge lo esencial y más tarde lo maquilla con cosas más actuales. El objetivo es picar piedra como si no costara y según la dureza que tenga, así nos obligarán a mejorar la piqueta que llevamos encima y hacerla más resistente.

Precisamente, la mina esta colocada bajo un pueblo donde solo viven tres personas y cada una nos surtirá de algún servicio específico que nos va a facilitar el acceso a otras galerías distintas dentro del mapa principal. Ese ir y venir por el mismo escenario está muy bien y nos ayuda a ir ganado minerales que luego podemos canjear por objetos más importantes, así que lo uno lleva a lo otro y al final acabamos por entretenernos.

SteamWorldDig3_hd

Eso sí, no penséis que la fórmula del juego funciona bien, como un reloj. Solo el hecho de que vayamos saltando de plataforma en plataforma tiene su aquel y nos retrotrae a los mejores juegos de los 90, cuando las consolas de 16 bits perfeccionaron el género hasta la locura.

Aquí hay ración para todos. Para los que gustan saltar y los que simplemente quieren picar aunque quieran correr el riesgo de ser sepultados por una piedra. Homenaje este más que claro al Boulder Dash de 1983. ¿No os suena a los más ‘carrozas’?

SteamWorld Dig es de esos juegos que están pensados para no alargar mucho las partidas: hacemos un par de secciones de la mina y toca descansar, o nos llegará a parecer repetitivo hasta el exceso. Su mecánica, aunque cambie de gráficos, es la misma y eso le pasa factura.

De todos modos, si queréis leer el análisis completo de SteamWorld Dig para Wii U, podéis acceder desde aquí.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios