Análisis de D4 Dark Dreams Don’t Die para Xbox One (vídeo)

Escrito por Nacho Requena
Generales
0

El diseñador japonés Swery65 llega a Xbox One con el prometedor D4 Dark Dreams Don’t Die, una aventura por episodios que mezcla conceptos de juegos como el The Walking Dead de Telltales Games, o las historias de Beyond Two Souls y Heavy Rain de Quantic Dream.


D4 narra la historia de David Young, un detective que vive la muerte de su novia en sus propias manos: tras entrar en el cuarto de baño, ésta le dice que encuentre a D4. Acto seguido se pega un tiro y acaba con su vida. Con este trasfondo tan enigmático arranca el grueso de la narración, que se desarrolla a través de tres episodios (prólogo y capítulos 1 y 2) a la espera del lanzamiento de la segunda temporada (al más puro estilo serie, ya que es el enfoque que adapta en todo momento el juego).

Para averiguar cuál es el detonante del suicidio de su novia, Young tendrá que investigar los diferentes casos que llegan a sus manos y que tienen como nexo de unión un punto: la aparición de D4. A partir de aquí, este personaje, con cierto toque de Don Quijote por sus locuras y visiones, tendrá que atar cabos para dilucidar no sólo las las resoluciones de los sucesos, sino también para hilar con la muerte de su novia.

D4 Dark Dreams Don’t Die está disponible por 14,99 euros en exclusiva para Xbox One. La aventura dura entre tres y cuatro horas aproximadamente, y la pericia del jugador será uno de los puntos claves para resolver con mayor o menor celeridad cada caso.

Podríamos contaros mucho más sobre el juego, como su apartado gráfico o su control con Kinect, pero es mejor que os paséis por el análisis publicado en cuestión para que leáis con detalle todo lo que ofrece la producción de Swery65.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios