Análisis y conclusiones finales de Project SPARK para Xbox One

Escrito por Redacción
Generales
0

Microsoft empezó el año avanzando que tendría su propio ‘game-builder’ al estilo del que tiene su competencia más directa, que no es otra que Sony y su LittleBigPlanet. Pero no ha querido que pareciera que se fija mucho y cambió de tercio, yéndose a un concepto más 3D, más aventurero, aunque con libertad para crear casi de todo. Y la respuesta a esa necesidad se llama Project SPARK.


Lo que no sabemos ahora es cómo quedará esta franquicia toda vez que los de Redmond han gastando un dineral en hacerse con otra de estas IP como es Minecraft, que nos permiten coger un mundo vacío y llenarlo de cosas, creando aventuras y jugando con ellas como más nos apetezca.

Sinceramente, no sabemos muy bien si el trabajo de Team Dakota tendrá o no continuidad, pero sin duda lo que acaba de llegar a Xbox One y PC tiene mucha miga. Casi tanta como enrevesado parece ser, no por la complijidad, sino por el sistema ideado de contenidos, compras, descargas desde el Bazar, etc.

project_SPARK_analisis_gz_22

Project SPARK nos deja hacer lo que queramos, desde cero o aprovechando el trabajo realizado por Microsoft Studios o la comunidad que se ha centrado ya en crear algunos juegos realmente divertidos. Contar cómo se hace sería complicado, pero solo os podemos avanzar que las variantes, opciones y recursos son tan inmensos que no alcanzamos a imaginar cuáles son los límites de este título.

A pesar de eso, el éxito de este Project SPARK dependerá de cómo la comunidad de jugadores lo adopte y, sobre todo, se trabaje juegos elaborados. Tened en cuenta que la versión ‘free2play’ viene con las cosas justas y luego tendremos que pasar por caja.

De todas formas, si queréis leer el análisis completo de Project SPARK para Xbox One, podéis acceder desde aquí.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios