Análisis y conclusiones finales de Samurai Warriors 4 para PS4

Escrito por Redacción
PS Vita
0

Estamos ante una de las franquicias que más tiempo llevan entre nosotros y que, eso sí, no es de las que podríamos considerar como masivas, aunque tienen su ‘nicho’ de jugadores (que dicen las compañías) que son profundamente fieles a cada nueva entrega que lanza Tecmo Koei. Y como en el caso de este Samurai Warriors 4, seguro que ese ‘éxito’ se repite.


En esta ocasión, el juego nos traslada a un periodo de guerras intestinas en Japón, que tuvieron lugar entre los siglos XV y XVII y que colocaron como protagonistas a una decena de familias poderosas que buscaban hacerse con el poder en un terriorio que estaba completamente dividido.

Esa es la excusa para poner en práctica un desarrollo conocido hasta el extremo, donde nos enfrentamos a miles de enemigos en cada fase y cuyos mapas son pequeños laberintos por los que debemos ir completando diferentes objetivos secudarios. Ya sabéis, eliminar a un enemigo, proteger nuestro campamento o ir ganando zonas del mapa al otro ejército para consolidar nuestro dominio, tiñéndolo todo de azul.

samurai_warriors_4_analisis_gz_11

Otro de los detalles importantes del juego son sus guerreros, que en esta ocasión habrá un total de 55 y que podremos ir consiguiendo a medida que vamos ganamos en las batallas. Cada uno tiene sus cualidades específicas y hay que recordar que antes de en entrar en el escenario, debemos elegir dos para luchar en la misma misión: pulsando un botón (Options en PS4) podremos ir de uno a otro y cambiar de forma de combatir.

El juego de todas formas tiene más cosas, divididas en modos que lo hacen durar bastante. Esta es, precisamente, una de las claves de su éxito tras diez años a sus espaldas aunque, si queréis conocerlo todo de Samurai Warriors 4, os recomendamos acudir a nuestro análisis completo.

Si quieres leer el análisis completo de Samurai Warriors 4 para PS4, puedes acceder desde aquí.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios