Análisis y conclusiones finales de Ryse Son of Rome para PC

Escrito por Redacción
Juegos PC
0

Ryse Son of Rome es protagonista en PC, casi un año después de salir junto con Xbox One al mercado y de pasar con bastante más pena que gloria. Tan es así que, como sabéis, su rumoreada segunda parte parece claro que no llegará jamás. Al menos si Crytek sigue como hasta ahora y cuya continuidad ha estado en entredicho.


De todas formas no hay nada con un buen puñado de meses y una cantidad mayor de juegos, para ver que algunas de las cosas que nos trajo en 2013 no siguen funcionando de la misma manera ahora. Sabéis por experiencia propia que los primeros juegos que llegan con una nueva generación no son los mejores ni en desarrollo gráfico ni en ideas innovadoras, pero a pesar de ello suelen contar con cierto éxito de ventas. El que les da ser de los pocos que están en las estanterías junto al nuevo hardware.

Pero a Ryse Son of Rome ni siquiera le sirvió esa condición, a pesar de tapar todas sus carencias con un apartado gráfico bestial, solo al alcance de los muy buenos como es el caso de Crytek. Los creadores de la franquicia Far Cry y, en origen, geniales programadores de ‘benchmarks’ gráficos para PC.

ryse_son_of_rome_analisis_gz_02

Ryse Son of Rome ‘se gripa’ a los pocos combates de empezar, cuando vemos que la inmensidad de sus monumentales escenarios romanos no dan para esconder su desarrollo. Un juego lineal donde los combates se suceden sin descanso casi siempre de la misma manera. No hay muchas variaciones: golpes, bloqueo, ruptura de la defensa del enemigo y ejecución.

Precisamente es este recurso a la violencia salvaje el que hace que el juego parezca sobrevivir mejor en este panorama actual donde vuelve a ser de ‘valientes’ eso de ser explícitos con algunas cosas. Aun así, las ejecuciones son opcionales pero como nos deparan alguna que otra bonificación, pues será un recurso que utilizaremos sin descanso.

Pero no os molestamos más, si queréis leer el análisis completo de Ryse Son of Rome para PC, podéis acceder desde aquí.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios