Blog: Y a Blizzard le entraron ganas de pegar tiros tras olvidarse de Titan

Escrito por Redacción
Juegos PC
0

A estas alturas de fiesta dudar de Blizzard sería una temeridad. Y lo es tanto que parece mentira que con lo poco que suelen lanzar, estemos hablando de una compañía que mueve decenas de millones de dólares todos los meses y cuyos juegos son tratados como auténticos fenómenos sociológicos. Es algo así como ‘la Apple de los videojuegos’.


Overwatch es la última gran idea de los de Irvine. Un FPS online que viene a dar un giro de 180º a la política de lanzamientos de la empresa y que muchos podrían pensar que se trata de un movimiento en falso, de algo que no parece estar calculado… pero no.

Solo hay que mirar al pasado de Blizzard para ver que mucha culpa del éxito que ahora tienen se lo deben a los volantazos bruscos que pegaron cuando todo el mundo imaginaba que seguirían otro camino. Recordad aquel Warcraft Adventures que iba a salir, o el ya olvidado Starcraft Ghost para PS2 y Gamecube que llegó a estar expuesto en un E3 para jugar con él y todo.

blizzard_Warcraft Adventures - Lord of the Clans_12

Ambos fueron liquidados y el primero de ellos, basado en su franquicia ¿estrella?, Warcraft, seguramente sirvió de origen a uno de los juegos que mayor éxito han tenido a lo largo de la historia como es World of Warcraft. A los de Michael Morhaime no les tembló el pulso, tiraron a la basura lo que llevaban hecho y se pusieron a otra cosa cuando comprobaron que el camino por el que andaban no llevaba a ningún sitio.

Ahora ha ocurrido algo parecido. Cuando World of Warcraft empezaba a dar signos de cansancio, de que su tope de suscriptores no volvería a crecer por encima de los 12 millones que consiguó en 2010, aparecieron rumores de otro MMORPG que vendría a sustituirle. Normal, en época de MMO, respuesta de MMO igual que en época de aventuras, respuesta de aventuras. Pero no.

bastion_overwatch_007-100529512-orig

En Blizzard seguro que estuvieron una temporada viendo cómo hacer algo mejor que World of Warcraft y pensaron en Titan. Y seguramente que avanzaron bastante con él, iniciaron el desarrollo… se lo pensaron y rápidamente se dieron cuenta de una cosa: que su auténtica apuesta MMORPG en los tiempos post-MMORPG debía seguir siendo World of Warcraft y que, si querían hacer algo, tenía que ser compatible con otra cosa que ahora se estuviera imponiendo como tendencia en los videojuegos. ¿Y que tal eso de los eSports?

Dicho y hecho. Y prueba de ello son sus muchos movimientos alrededor de ese fenómeno que han llevado a cabo en los últimos dos años. Hearthstone se presta a los eSports, como Heroes of the Storm o como Overwatch. Pero del mismo modo que tienen Starcraft II, o Starcraft I, que en las BlizzCon sigue teniendo sus enfrentamientos entre clanes a pesar de haber pasado ya más de 16 años desde su lanzamiento en 1998.

Titan está en el cubo de la basura y Overwatch no. Por algo será. Y si lo ha hecho Blizzard será por que han olido algo en el ambiente que les lleva a pensar que esa pata de los FPS online es la única que les queda por tocar. O mejor dicho, por reinventar, por que no os quede la menor duda de que cuando llegue (en 2016 o 2017) lo hará aplicando el estilo de los de Irvine.

Y los que seáis fans de la compañía seguro que sabéis a qué nos referimos: a ese intangible que se huele a kilómetros de distancia y que nos indica que estamos ante un ‘Juego de Blizzard’.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios