Análisis de Juego de Tronos “Iron from Ice” (Episodio 1)

Escrito por Nacho Requena
Generales
0

Desde que Juego de Tronos se estrenó en la pequeña pantalla en 2011, los jugadores no hemos recibido un videojuego que hiciera gala del potencial de la misma (por no hablar ya del libro, es decir, el formato original). Sin embargo, ha tenido que llegar Telltale Games para arreglar este desaguisado y ofrecernos un producto de calidad y valor -como siempre suele hacer.


Esta aventura de seis episodios ya cuenta con el primero para descargar. Bajo el nombre de “Iron from Ice“, el jugador toma el papel de varios miembros de la Casa Forrester, una facción que en el libro apenas aparece mencionada y de la que, por tanto, poco se sabe. Este punto, precisamente, es uno de los más ventajosos para el estudio, ya que le ha permitido jugar con la creación y modificación de los personajes de la Casa Forrester.

Bajo este prisma, Telltale Games ha captado la verdadera esencia de Canción de Hielo y Fuego. El jugador debe ser rápido a la hora de elegir sus decisiones, acciones que tendrán un futuro u otro dependiendo de cuál seleccionemos. Este factor, el más característico de la serie, aparece recogido en el videojuego, que contará con momentos muy peliagudos durante las tres horas aproximada que dura (este capítulo).

De igual manera, durante todo “Iron from Ice” aparecerán otros personajes de la serie, como Tyrion y Cersei. De hecho, este elemento es el más peculiar, ya que el jugador tendrá la sensación de estar interactuando, en todo momento, con el auténtico reparto televisivo (que presta su voz en cada escena, todo un detalle que ayuda a la inmersión narrativa).

Este primer episodio de Juego de Tronos logra encandilar y, lo mejor de todo, acercar la saga al ocio electrónico. Si queréis conocer un poco más sobre el juego, pasaos por la crítica que hemos publicado esta misma tarde.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios