Blog: ¡Que busquen a los que no querían videojuegos en Sony!

Escrito por Redacción
PS Vita
3

La historia se ha contado de muchas formas y seguramente, como las leyendas urbanas, cada uno tiene su versión. No sabemos si todas partieron de un mismo relato o si hubo varias filtraciones, pero en lo que sí podemos decir que coincidimos todos es que fue la colaboración Nintendo-Sony la que facilitó la creación de la marca PlayStation.


A partir de que los japoneses de Sony tomaron la firme decisión de meter la cabeza en el mercado de los videojuegos, todos conocemos la historia, pero seguro que hay alguna por ahí que no habéis escuchado. Y que tiene que ver con la oposición que tuvo la nueva línea de negocio entre ciertos ‘directivos’ de la compañía.

En aquellos 90 los videojuegos estaban mal vistos (violencia y esas cosas) y muy ligados al concepto juguete, o así lo veían los ‘carcas’ que dirigían las grandes tecnológicas. “¿Cómo iba Sony a convertirse en una empresa juguetera?”, pensaban llevándose las manos a la cabeza. Además, debéis tener en cuenta que esa palabra tenía cierto aire despectivo, como si fuera un mercado de segunda división por dirigirse a los más pequeños.

Esa oposición también sabemos que existió por esas historias que se han venido contando alrededor de la creación de PlayStation, pero yo particularmente le doy toda la credibilidad por que lo viví de primera mano, en conversaciones con quienes lanzaron la primera PSX en España hace casi 20 años.

La primera PlayStation de Sony.

Lo primero que nadie esperaba en aquel año 1995 es que PlayStation llegaría con distribución oficial a España. Por aquel entonces solo estaban Nintendo y SEGA y como eran los que mandaban en esto de los videojuegos, eso de que Sony se propusiera hacerles sombra ya les sonaba a risa. También es cierto que esas risas dejaron de escucharse en la ‘casa de los Mario y Sonic’ cuando a finales de 1994 muchos de ellos vieron cómo se las gastaba la nueva PSX: Ridge Racer, To Shin Den, Tekken, etc.

Así que un buen día en la redacción de la revista en la que trabajaba (Última Generación) recibimos una llamada de Columbia Pictures, la distribuidora cinematográfica, que era donde los japoneses habían decidido que empezarían a trabajar los que hoy son Sony Computer Entertainment España, y nos dijeron que ellos iban a ser los encargados de lanzar la consola en nuestro país. ¿Una empresa de cine para encargarse de los videojuegos? ¡Pues empiezan bien!

Esa era la primera pista de que Sony iba a apostar por los videojuegos mientras estos fueran un éxito por que si no, se darían media vuelta y a otra cosa. A fabricar calculadoras, ordenadores o Minidisc, que en aquella época estaban en plena ebullición.

Así que allí fuimos. Nos reunimos con el equipo que iba a lanzar PSX y nos llevamos una gran sorpresa: el equipo estaba compuesto por algunos de los más veteranos profesionales del videojuego en España y solo contarían con su trabajo para intentar que la nueva consola fuera un éxito. Sin decirlo muy alto, te confiaban entre sus temores que en la central “no confiaban mucho en esto de los videojuegos y veremos a ver cómo evoluciona”.

Ellos mismos, desde dentro, reconocían que la apuesta de Sony era completamente circunstancial, sin mucha convicción y solo estaba a la espera de ver si con el paso de los años los resultados económicos eran convincentes.

Pues bien, llegamos al año 2015 y Sony, en plena catarsis global, sigue pegando patadas y quitándose de encima negocios tradicionales como las televisiones, los ordenadores, los lectores de libros electrónicos, etc. Es más, tan sonoro ha sido el fracaso de otras estrategias nacidas ya en la era digital, que no les ha quedado más remedio que ligarlas al único nombre de éxito que tiene: PlayStation.

PlayStation es la palabra clave que explica por qué Sony sigue todavía viva. Lietralmente: los japoneses no han cerrado la empresa por que los ‘juguetitos’ de sus consolas siguen recaudando cada vez más dinero. Unos videojuegos que primero rechazaron, luego los vieron como una aventura sin sentido, más tarde empezaron a verles algo de interés y al fin, pasado 20 años, es el clavo que les salvará de la desaparición total.

Lo dicho, ¡¡busquen a los directivos que no querían que Sony tuviera videojuegos a mediados de los 90!!, que vamos a decirles unas palabritas. ¿No?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

3 comentarios
  1. fak 02 Feb, 15 3:44

    Tampoco eran nuevos en el mundillo, años atras ya lo intentaron con msx

    0
    1. José Luis Sanz 02 Feb, 15 9:38

      MSX no fue solo de Sony, era un conglomerado de compañías y pronto lo dejaron de lado. Precisamente (en parte) por esa experiencia, no querían entrar en los videojuegos.

      0
      1. Dadu 03 Feb, 15 4:12

        Me pregunto, esa imagen que tienen en esta noticia, corresponde a una playstation, o al hibrido del Playstation con el Super Nintendo? Al parecer, esa, solo tubo el nombre de PlayStation, pero claramente se veia como que le pertenecia a la Nintendo. Que me decis?

        0