Análisis de The Legend of Zelda Majora’s Mask para Nintendo 3DS

Escrito por Redacción
3DS
0

No sé si os parecerá curioso, pero ha pasado más tiempo entre el lanzamiento de estas versiones 3D de Ocarina of Time y este nuevo Majora’s Mask (cuatro años), que entre los dos cartuchos originales para Nintendo 64 entre los años 1998 y 2000. Que fue cuando salieron por primera vez a la venta.


Y si ya probasteis la otra remasterización, decir que el trabajo que os vais a encontrar en este The Legend of Zelda Majora’s Mask 3D es similar el de aquel primer cartucho de 2011 que tuvo la misión de apoyar con su gloria a la recién estrenada portátil 3D de los japoneses. En un cartucho que cambió pocas cosas más allá de las gráficas.

Ahora el trabajo es parecido, aunque Nintendo sí ha metido mano en algunos elementos importantes que, por cuestiones evidentes de tiempo, habían pasado de moda o directamente han caído en desuso por que ya existen otras formas más eficaces y más divertidas de hacerlo.

Análisis de The Legend of Zelda Majora's Mask 3D para 3DS.

Eso se percibe en algunos detalles que os destacamos en el análisis completo, aunque hay un enorme cogollo que no ha sido variado lo más mínimo por una cuestión tan simple como que hubiera sido un sacrilegio tocar algo del desarrollo o la forma de completar este Majora’s Mask.

Si en 2000 ya lo pudisteis jugar, o luego más tarde lo habéis probado en las máquinas virtuales de Wii, o de cualquier otra forma, nada cambia y tendréis que hacer lo mismo una y otra vez, del mismo modo que ocurría ya en el Ocarina of Time 3D de 2011. Por lo que si veis que algunas mecánicas parecen superadas por el tiempo, todo se debe a sus más de 15 años que tiene a sus espaldas y debéis ser condescendientes.

De todas formas, si queréis leer el análisis completo de The Legend of Zelda Majora’s Mask 3D para Nintendo 3DS (y New Nintendo 3DS), podéis acceder desde aquí.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios