Análisis y conclusiones de Oreshika Tainted Bloodlines para PS Vita (vídeo)

Escrito por Nacho Requena
PS Vita
1

El catálogo de novedades exclusivas para PS Vita ha sido bastante escaso durante el último año. Cuando Sony anunció que traería Oreshika Tainted Bloodlines a Europa, todos los poseedores de PS Vita nos alegramos, ya que una de las producciones más llamativas del catálogo de la portátil saldría en nuestro país (cuando su nicho de mercado era el japonés, todo sea dicho y sin tapujo alguno).


El juego ha llegado, en efecto, aunque hay que recalcar un punto muy importante: exclusivamente en inglés. Este aspecto podría pasar por encima si se tratara de otro tipo de género más liviano, como un shooter, pero hablamos de un RPG por turnos, donde las líneas de diálogos son extensas y profusas.

De hecho, las conversaciones no son el problema en sí de la obra, sino los estirados tutoriales que componen la producción. Sin ir más lejos, éste es el principal problema del juego: tarda mucho en arrancar. Debido a sus complejos tutoriales, el jugador puede pegarse horas y horas delante de su pantalla, y tendrá la sensación de que aún no ha conseguido salir de ese tedioso personaje no jugable que le explica todo.

El rol clásico… con novedades

Oreshika pone en liza todos los elementos clásicos de los juegos de rol por turnos. Controlamos a tres personajes y podemos eliminar a los rivales gracias a nuestras decisiones. Hasta aquí todo normal; sin embargo, la gracia radica en cómo lo hacemos.

Por un lado podemos elegir las decisiones que nuestros compañeros nos proponen, lo que elevará la confianza con el grupo; y por otro podemos ir directo a por el jefe de pelotón -lo cual dará por finalizada la batalla- o sus esbirros.

Te podríamos contar muchas más cosas de Oreshika, como su historia o el factor más importante de la misma: los clanes. Pero para eso mejor que te pases por nuestro análisis.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 07 Abr, 15 3:00

    juegazo

    0