Análisis y conclusiones finales de Total War Attila

Escrito por Nacho Requena
Juegos PC
0

La saga Total War cumple este año 15 cursos entre nosotros. Para conmemorar esta efeméride, Creative Assembly, estudio desarrollador de la saga desde sus inicios, ha publicado Total War Attila. Tal como su propio nombre indica, la gran característica de esta entrega es la incorporación de un pueblo tan bárbaro como el huno, con Atila al mando de todas las contiendas.


Tal como destacamos en nuestro análisis, la caída del Imperio Romano fue uno de los momentos más importantes de la historia. Tras varios siglos gobernando tanto en Occidente como Oriente, la falta de coordinación y estrategia, y la gran corrupción que había en el seno del Imperio, provocaron que el entramado gubernamental logrado durante siglos se viniera abajo como un castillo de naipes.

Con este contexto histórico como telón de fondo, los jugadores podrán controlar a las diferentes civilizaciones que hicieron acto de presencia después de tal vorágine: sajones, francos, ostrogodos, vándalos, visigodos, romanos de Occidente y Oriente, y un largo etcétera con las que los jugadores podrán deleitarse.

total war attila

La diplomacia también es el arte de la guerra

La principal particularidad de la saga Total War es la buena conjunción de la vertiente diplomática con la puramente militar en el campo de batalla. En esta entrega, nuevamente, Creative Assembly consigue mimetizar ambos conceptos de manera sobresaliente, con la inclusión de novedades de peso en sendos apartados.

Por ejemplo, y para muestro de ello, sólo hay que coger la cultura huna para vislumbrar los cambios. Ahora los jugadores podrán arrasar con cualquier poblado que capturemos, ya que esta técnica era la habitual entre los soldados llegados de Oriente. Puede parecer una tontería, pero da una nueva dimensión a la batalla y, sobre todo, a la faceta gubernamental de nuestro ejército.

Si quieres saber más información sobre el juego, no olvides visitar nuestro análisis, mucho más completo y detallado.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios