Análisis y conclusiones finales de Dark Souls II Scholar of the First Sin para PS4 y Xbox One

Escrito por Redacción
Juegos PC
0

Hoy seguro que habéis leído por aquí en Gamerzona algunas noticias sobre From Software y Dark Souls II. Hay que reconocerle a los japoneses que ‘están de dulce’ por que entre el éxito arrollador de Bloodborne para PS4 y esta remasterización para la ‘next-gen’ de uno de sus ‘hits’ del año pasado, no paran de recibir alabanzas y piropos por parte de público y crítica.


Consagración de un género propio

Pero esto no es más que recoger los frutos a una serie de juegos que con el paso de los años han ido confeccionando un género propio, que es el de los ‘Souls‘. Lo que viene a significar que es un título donde por encima de la historia, de la ambientación, e incluso de los propios jugadores, hay un homenaje constante a la dificultad. A morir.

Y como bien sabéis, si hay un juego en el mundo que es el paradigma de esa demencial fórmula, ese es Dark Souls II, del que sus creadores han querido que tenga vida en PS4 y Xbox One con el apellido de Scholar of the First Sin.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

¿Muchos cambios?

Cuando uno escucha la palabra ‘remasterización‘ ya sabe a lo que se enfrenta. Es decir, a un inflado de los gráficos para que se perciban como mejores pero sin modificar en lo esencial nada relevante. Esa es la fórmula escogida por From Software con la que seguramente no estaréis muy de acuerdo, por que hay otro camino que es más reconfortante y complejo como es el seguido, por ejemplo, por Naughty Dog en su The Last of Us Remasterizado donde había mucho trabajo gráfico añadido al original.

Pero bueno, como opiniones las hay para todos los gustos, nosotros hemos publicado la nuestra en el análisis completo de Dark Souls II Scholar of the First Sin para PS4, Xbox One y PC al que podéis acceder desde aquí.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios