Bienvenidos al cambio de una era. Assassin’s Creed: Revelations supone un antes y un después en la saga, llevando a su máxima expresión la experiencia de la Secta de los Asesinos para cerrar las puertas a lo vivido y abrir nuevos y misteriosos caminos. Era hora de decir adiós a Ezio Auditore y, de paso, a Altair, y Ubisoft no podía hacer otra cosa que despedirse de ellos a lo grande. Y lo ha conseguido, gracias a una campaña individual en sintonía con la esencia de la saga, aunque sin renunciar a una serie de novedades que amplían la jugabilidad de la misma, y, sobre todo, con una vuelta por lo más alto del modo multijugador, capaz de convencer tanto a los amantes más puros de Assassin’s Creed como a los mayores fanáticos del ocio online. La historia acaba y comienza aquí.

Tras una larga espera, tras meses y meses de una expectación cada vez más crecida, ya tenemos entre manos Assassin’s Creed: Revelations, algunos afortunados antes que ninguno, otros, algo más tarde, pero al fin y al cabo, ya está aquí. Ubisoft tenía una difícil papeleta: satisfacer la demanda de un juego sublime, que mejorara lo ya visto en la saga, que nos sorprendiera, y, sobre todo, estar a la altura de lo prometido a través de su campaña de promoción, que fue mucho y muy bueno. ¿Cómo ha respondido?

Si echamos la vista atrás, el brete era bastante elevado. Ubisoft había logrado sorprender y maravillar al mundo entero con un título sacado de la manga en 2007 con Assassin’s Creed, que nos adentraba en la piel de un personaje de finales del siglo XII, miembro de un grupo que aterrorizó en Oriente Medio a cristianos y, sobre todo, a dirigentes y tropas musulmanes no ismaelitas: la Secta de los Asesinos. De nuevo la Historia y la Edad Media entraban a formar parte de un videojuego, pero esta vez, y pronto se vio claro, con mayor rigurosidad y preciosismo a lo que la industria nos tenía acostumbrados. Con las secuelas se confirmaron varias cosas: la saga estaba cosechando cada vez más adeptos; el argumento era parte esencial del espíritu de Assassin’s; y los escenarios eran su punto fuerte y más espectacular, ejemplificado en la sincronización de aquellas maravillosas vistas. Revelations toma el relevo y lo lleva a su máxima expresión.

Comienzos del siglo XVI. La esbelta ciudad de Constantinopla sigue adaptándose poco a poco a la nueva realidad política que se ha establecido hace apenas medio siglo. El otrora gran Imperio Romano Oriental no era ahora más que cenizas, quemadas por el auge de un nuevo poder imperial: los otomanos. Esa enorme ciudad, mosaico de civilizaciones de herencia romana, griega, cristiana, musulmana, etc., será nuestro marco incomparable para el desarrollo de Assassin’s Creed: Revelations. Pero centrémonos, ahora, en la historia.

De ella no contaremos nada que no se conozca hasta ahora: Desmond Miles queda atrapado en el Animus, donde le vendrán a la cabeza recuerdos que tendrán sus consecuencias en el juego, y que nos permitirá ver en acción a Altair, quien nos ayudará en nuestro regreso a Maysaf, el mítico castillo guarida de los Asesinos, en busca de los secretos de la Orden. La historia sigue siendo un punto muy atractivo del juego, que sin duda nos mantendrá en vilo y nos atrapará, independientemente de su jugabilidad y su calidad gráfica; algo de lo que no muchos juegos de ente los más importantes, pueden presumir.

Junto a la historia, hay que detenerse en el aspecto gráfico, otro de las grandes demandas de Assassin’s Creed, encarnada en la recreación de unos escenarios sencillamente, impresionantes. Ubisoft lo tenía ideado desde la primera entrega, y ejemplo de ellos, son las magníficas vistas panorámicas que nos regalaba el juego de vez en cuando, creándonos una sensación de asombro y algún que otro escalofrío. Pues ahora, en Revelations, dichas sensaciones se multiplican, porque ver la mítica Constatinopla desde prácticamente el cielo, es algo que no se puede explicar: la recreación es magnífica, con una ambientación perfecta, sin grandes excentricidades, sin buscar un barroquismo típico de otros juegos que pretenden ser más espectaculares. Aquí, el realismo es el principal espectáculo, y Ubisoft lo ha conseguido. Caminar por las calles de la gran urbe imperial, sinceramente, no tiene precio, observar como cambia, apenas sin darte cuenta, el ambiente entre los distintos distritos que visitamos (Constantino, Gálata, Beyazid y distrito Imperial).

El resto de escenarios, para su desgracia, tienen que convivir con la ciudad que en su día fundó el emperador Constantino, pues tras ver ésta, el resto puede llegar a antojarse algo pequeños, auqneu de por sí ya podría valer perfectamente para un juego independiente. Todo ello no quita a que Maysaf o Capadoccia puedan cortarnos la respiración cuando se muestran en su máximo esplendor. No cabe duda, de que, a nivel gráfico, Revelations sigue la estela de sus anteriores entregas, incluso mejorada, especialmente en los movimientos de los diferentes personajes, donde el sistema de capturas da muestras de una notable mejoría.

El juego repite la fórmula de sus predecesores: exploración de los mapas, escaladas, ataques sigilosos o contra cuadrillas, escondites, persecuciones; la receta, pues, del éxito de las anteriores entregas regresa en Revelations, y, si bien al comienzo puedes llegar a considerarlo algo repetitivo, pronto dicha idea la desechas cuando ves algunas novedades introducidas que, si bien no son revolucionarias, sí que, al menos, suponen una variable en su jugabilidad que satisfará sin duda a los gamers. Ya no sólo habrá que dar saltos imposibles o escalar por altas torres, también deberemos aprender a llevar una carrocería y a evitar todo tipo de obstáculos en una carrera bastante frenética (y a la que hay que pillarle el truco, pues no es tan fácil como parece).

Otras novedades tienen que ver, sobre todo, con un arsenal de armas bastante más amplio que en anteriores ocasiones, especialmente la gran diversidad de bombas que tendremos a nuestra disposición, cada una de ellas con una función específica, aunque todas con el objetivo de facilitar nuestra huida o ataque frente a un batallón enemigo. Igualmente contaremos con la ayuda de la Liga de los Asesinos, súbditos nuestros con los que lucharemos en nuestra eterna batalla contra los templarios, reducida ahora, a la toma y destrucción de las diferentes torres diseminadas por la ciudad. Pero sin duda, lo más llamativo será la presencia de un nuevo sistema de parkour: un gancho que te permite llevar a cabo movimientos no vistos hasta ahora, permitiendo acceder a lugares imposibles de alcanzar con simples escaladas.

Novedades, pero también viejos sistemas se mantienen, como la visión del águila, bastante mejorada aunque, en definitiva, bajo los mismos parámetros de uso que en las anteriores entregas (capaz de predecir los movimientos de los guardias), así como las típicas tiendas para comprar armaduras, medicinas, bancos, etc. En definitiva, un modo campaña que enamorará a los recién llegados y no defraudará a los veteranos de la saga, gracias a una serie de novedades suficientes para no hacer repetitiva esa fórmula hasta ahora tan exitosa.

Para apreciar las grandes novedades, nos debemos ir al modo multijugador, campo que ha sido centro de atención durante la mayor parte de la campaña publicitaria. Y no es para menos, porque es aquí donde radica la base de este Revelations, superando las grandes sensaciones que dejó La Hermandad. Las novedades introducidas aquí hacen del modo multijugador un título imprescindible ya de por sí. La caza a nuestra presa es, sin duda, la modalidad donde más esfuerzo han depositado desde Ubisoft, donde la tensión te mantiene atado al sillón durante horas, a la espera de algún sobresalto cuando alguien te haya dado caza, o de alguna alegría, al ver cómo acabas con tu presa. Un total de 10 modos de juego destinado a diferentes gustos, incluyendo ahora dos nuevas modalidades, Muerte Súbita o Deathmarch y Captura de Artefacto, del que ya hemos hablado en varias ocasiones. Todo ello en 9 mapas y 16 personajes jugables y, sobre todo, personalizables, si bien no completamente, si lo suficiente como para meterte aún más en la piel del cazador/presa.

El juego engancha desde el principio, por su historia, donde el equipo narrativo liderado por Corey May y Jean Guesdon, sigue mostrándose en pleno auge creativo y no queda más que elogiar su trabajo, una vez más. Pero si se alaba al equipo de guionistas, también hay que hacerlo, y mucho, al equipo encargado del diseño y del apartado gráfico del juego, que sin duda maravillarán a quienes se hagan con él, y que llevará a muchos, a pasar las horas muertas caminando y explorando la gran ciudad de Constantinopla. En cuanto a su jugabilidad, lo hemos dicho, repite el sistema ya conocido, lo cual es sinónimo de calidad, pero con novedades suficientes para no dar sensación de no estar ante lo mismo de siempre.

Resumiendo, Assassin’s Creed: Revelations es un juego que no debe, bajo ningún concepto, faltar a ninguno de los seguidores de la saga, ya que éste, como hemos ya comentado, llevará la experiencia Assassin’s a su máxima expresión; pero también se antoja muy necesario a quienes aún no se han acercado a ella (aunque, claro, está, recomendamos ir desde el primero hasta el último, no sólo para seguir la historia, sino para ir disfrutando progresivamente de la saga). Está claro que, tras esta entrega, Assassin’s Creed debe transformarse (y en Ubisoft lo saben bien), ya que, tras Revelations, parece imposible un juego mejor bajo los mismos criterios llevados hasta ahora. Próxima parada: muy lejos de aquí.

Imágenes del Juego

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

6 comentarios
  1. adrian 17 Nov, 11 16:59

    yo soy fan de assassins creed y el juego esta muy bueno pero siento que Ubisoft lanzo un titulo acelerado para una saga con tanto potencial que alas ultimas me dejo con final que no cautivo mis expectativas,creo que lanzar un titulo cada año esta malogrando de tal manera que ni siquiera las mejoras del juego añadidos(incluyendo la nueva vista de águila)an podido suplir las carencias de este juego,en conclusión espero que tomen mi comentario como una critica constructiva y bravo por ubisoft por este otro final que me da un nuevo comienzo para esperar el otro juego que vendrá.

    0
  2. yeremileonardo 03 Jun, 12 7:55

    assassins es el mejor juego que e jugado

    0
  3. Eliotjovan 19 Feb, 13 23:30

    esta muy bueno assassin

    0
  4. Andryu Kstro 25 Oct, 14 22:25

    En mi opinión, hermoso juego! quise empezar desde el principio comprando el primer Assassin’s Creed pero tuve que encargarlo y me llegó el Assassin’s Creed Revelations en su lugar y no me arrepiento, mantuve a diario jugándolo día y noche, me entretenía bastante y la historia me mantuvo enganchado al igual que buscar la forma más sigilosa de completar mi objetivo 😀

    0
  5. Anónimo 15 Dic, 15 20:09

    vale la pena comprarlo

    0