Nueva entrega de Back to the Future. En esta ocasión, el equipo de Tell Tales arranca y proyecta por fin la historia hacia lo más alto. Con Citizen Brown, la serie termina de despegar y da rienda suelta a su magia. Un nuevo capítulo que gana en sentido del humor y logra destellos de verdadero entretenimiento.

Para que os hagáis una idea, hablar de Tell Tales es hablar de parte del mejor equipo creativo de Lucas Arts. De los creadores de joyas como Sam & Max y Monkey Island, llega esta serie inspirada en la trilogía de Regreso al Futuro. Un juego con constantes guiños a una generación que vivió la época dorada del cine de aventuras fantástico y un género en desuso, las aventuras gráficas.

En este sentido, los acérrimos están de enhorabuena pues pocos así títulos quedan en el mercado. Un género que lo vio todo y hoy, aún no ha tenido una oportunidad de una segunda o, mejor dicho, tercera ola. Back to the Future nos permite retomar este delicioso arte de la aventura y, a través de diversos capítulos, resolver un nuevo entuerto en que nuestro amigo, Doc, se verá envuelto.  En esta ocasión, daremos con una extraña ciudad, un paraíso neo-orwelliano tan pasado de rosca que dará pie a conversaciones absurdas, repletas de humor y con una nueva perspectiva de algunos personajes, ciertamente hilarante. No haremos spoiler, no es nuestro estilo, tan sólo os garantizamos grandes momentos y diálogos a la altura de los viejos buenos tiempos.

Quienes jugaran las dos primeras entregas fueron testigos de un arranque bueno pero carente de chispa. Un toque imprescindible en toda aventura y que esta tercera parte trae con mucho acierto: el sentido del humor. Cambio de aires, nuevo ambiente y una inmersión en la historia mayor. Abandonar los escenarios anteriores trae consigo un soplo de aire fresco que se ve reflejado en la experiencia de juego. Por desgracia, dicho cambio no viene acompañado de grandes retos. En este sentido, parece que el mercado no está preparado para la paciencia. Las horas delante de un ordenador resolviendo encrucijadas y puzzles; y haciendo puesta en común con los amigos, quedaron atrás y dan paso a un título, tal vez, demasiado sencillo. Aun con todo, el nivel es notable y gustará a los apasionados del filme, que seguro encontrarán en el juego una manera de viajar en el tiempo y reencontrarse con este clasicazo.

Como veis, la historia gana y, en definitiva, la aventura en su conjunto. El juego brilla gracias a un espléndido guión capaz de no aburrir y engancharnos. Pero no es suficiente. Al menos no para alcanzar la perfección. La historia es corta, muy sencilla y poco exigente para quienes superaran clásicos como Indiana Jones and the Fate of Atlantis; la saga Monkey Island; Sam & Max; o Hollywood Monsters, ¿Os acordáis? Pero no seamos llorones y al César lo que es del César. El título nos hace pasar un buen rato y se nota el gran esfuerzo por complacer al jugador veterano. Además, contamos con casi todas las voces originales de las películas y la aventura es un constante homenaje a la trilogía. Muchos serán quienes se emocionen con sólo escuchar los primeros compases. Un viaje hacia el corazón de la misma, divertido y agradable.

Gráficamente mantiene el tipo y el nivel de animaciones gana respecto a las anteriores entregas. La variedad le ha sentado de maravilla y la aventura luce esta vez radiante. Por desgracia, la jugabilidad podría mejorar; y echamos en falta un doblaje al castellano. Por otro lado, la curva de dificultad no permitirá grandes desafíos pero, por suerte, contamos con un nivel narrativo notable que sí nos dará grandes momentos que todos recordaréis. Un título que, por desgracia, constituye un oasis dentro de un panorama desolador. Una lástima.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 06 Oct, 16 16:35

    Pleasing you should think of soehmting like that

    0