El caballero Oscuro regresa para volver a ejercer su mandato en la noche. Impactante, absorbente y fiel al personaje, Batman: Arkham City supera el listón de su predecesor y brinda una de las mejores propuestas en el género de acción y aventuras. Una trama envolvente y una jugabilidad a prueba de balas.

Hace apenas dos años crítica y público quedaban rendidos ante una de las propuestas más interesantes del 2009. La llegada de Batman: Arkham Asylum consiguió la difícil tarea de llevar un personaje de cómic  al mundo de los videojuegos sin dilapidar la obra y, por supuesto, avergonzar a los fans. Nada más lejos de la realidad, la obra de Rocksteady logró dominar con destreza el género y ofrecer un título notable de acción e investigación.

En esta ocasión, Batman regresa con los mismos ingredientes que su predecesor pero con un lenguaje narrativo mucho más fluido y dinámico, donde la interacción entre cinemáticas y acción consigue ofrecer un auténtico recreo visual y jugable. El juego funciona y lleva la fórmula de la acción, plataformas y puzles a lo más alto.

Sin ánimo de hacer spoiler, dibujaremos con sutileza el nuevo escenario de Batman: Arkham City. El viejo manicomio ha sido trasladado al mismísimo corazón de Gotham, lo que servirá de motor para ejecutar una de las propuestas  narrativas más ágiles y absorbentes del año. Desde los primeros compases el juego nos sumerge con sumo acierto y, lejos de mantener un tono contemplativo, nos lanza a un escenario repleto de los mejores actores. Arkham City es más grande, más peligrosa y más entretenida.

Los rostros y enemigos más famosos del hombre murciélago hacen su aparición en escena de una manera gradual y reflejando a la perfección el fuerte carácter de los mismos. Desde Hugo Stray al Jocker, los villanos serán en su conjunto los verdaderos protagonistas del juego sin desmerecer, eso sí, a la ciudad de Arkham. Su ambientación explota en un mundo abierto y repleto de rincones. Si bien la historia sigue unos patrones fijos, la libertad será una de las constantes del juego, donde elementos como  el sigilo y el combate directo aunarán  fuerzas para que no te despegues del mando.

Nos encanta la forma de danzar en la oscuridad, colgarnos por las paredes, seguir el rastro de nuestro batarang, o vigilar a nuestros enemigos mientras pensamos con paciencia la fórmula perfecta para planear, aterrizar y ejecutarlos. Sigilo en estado puro. Y es que básicamente se repiten los patrones de Arkham Asylum pero con mayor fluidez y agilidad. Ya sabes, piensa, utiliza tu cerebro y, entonces sí, enlaza los combos.

En este sentido, Batman: Arkham City sabe nutrirse de todos y cada uno de los elementos del género. El lenguaje será cinematográfico y espectacular, pero sin obviar que estamos ante un videojuego. No habrá pues aburridas presentaciones sino breves introducciones aderezadas con eventos interactivos y en tiempo real. Del mismo modo, habrá plataformas, puzles elaborados y mucho sigilo. La investigación del terreno, lejos de resultar una tarea tortuosa, será de lo más gratificante gracias a su curva de dificultad, con tres niveles, tan graduada como efectiva.

En el terreno jugable, disponemos de la Batgarra, un efectivo gancho con el que colgarnos; el Batarang, imprescindible para aturdir enemigos o activar rivales desde la distancia; o el Batarang Teledirigido que emplearemos para maniobrar y acceder a diferentes rincones del escenario. Por otro lado, el Secuenciador Criptográfico nos permitirá rastrear secuencias y, por supuesto, contaremos con el Modo Detective que utilizaremos con gran frecuencia para seguir pistas, encontrar zonas de entrada y salida, o localizar puntos accesibles a nuestros gadgets.

Por otro lado, a medida que avancemos desbloquearemos numerosos elementos y habilidades de nuestro personaje, por lo que la progresión será otro de los alicientes del juego. Tanto las habilidades de nuestro traje, como diferentes dispositivos se irán añadiendo conforme avancemos en la aventura. Del mismo modo, el combate mejorará paulatinamente y lo harán también las acciones de sigilo que enmarcadas dentro del sistema Depredador , ofrecerán un vasto abanico de opciones de cara a eliminar a nuestras presas.

A nivel gráfico, el juego no sólo cumple las expectativas sino que sorprende con una puesta en escena insuperable. La cantidad de detalles del ambiente se complementa con rostros trabajados y una caracterización de personajes sobresaliente. Su desarrollo artístico se nutre a la vez de envolventes compases sonoros y de un doblaje cinematográfico muy elaborado. Por otro lado, si bien la justificación de la ciudad Arkham está un tanto cogida por los pelos, servirá de excusa perfecta para articular una propuesta ambiciosa pero fluida.

En este sentido, Rocksteady se mueve como pez en el agua y teje con sumo acierto todos los elementos de un juego de acción contemporáneo. Los momentos de sigilo e investigación no aburrirán a quienes busquen propuestas accesibles y directas, un equilibrio que pocos juegos consiguen y que en Batman: Arkham City se palpa desde el primer minuto hasta el tramo final. Por otro lado, los seguidores del cómic disfrutarán con las biografias, historias y extras añadidos que, sumado a los episdios de Catwoman, terminan por bordar un juego épico. Una pieza imprescindible.

Imágenes del juego

Disfruta del tráiler de lanzamiento de Batman Arkham City, uno de los títulos más importantes de la escena. Se trata del mejor juego basado en el Caballero Oscuro realizado hasta la fecha, ambientado en un mundo abierto habitado por los villanos más emblemáticos de la saga.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

2 comentarios
  1. Nazareno 05 Nov, 11 3:32

    Espectacular Juego!!!!

    0