Tiene mucho mérito lo que ha hecho 2K Games al lanzar este Borderlands The Pre-Sequel ya que no parece haberse sentido obligada en ningún momento a dar el salto a la ‘next-gen’ y ha preferido hacer bien las cosas, cerrando para siempre la caja de su franquicia en PS3 y Xbox 360 para, en un futuro, ver si acaba llegando a las nuevas máquinas.

Y es que como seguramente ya sabéis por las muchas noticias y avances que ha protagonizado en esta misma web, Borderlands The Pre-Sequel es un juego que viene a cerrar por completo el hilo argumental de la saga, lo que ha obligado a los buenos de 2K Australia, sus programadores, a tener que realizar algunos saltos al vacío.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_03

Por ejemplo, Gearbox por vez primera no se ocupó de su franquicia lo que nos hizo estar con las mosca detrás de la oreja: ¿andan ya poniendo en marcha un Borderlands para PS4 y Xbox One? Solo de pensarlo la verdad es que ya nos ponemos contentos, aunque con este último lanzamiento tendremos para un buen rato.

Una historia que viene de lejos

Tanto en Borderlands 1 como en Borderlands 2 la historia nos trajo a un malo llamado Jack el Guapo y una corporación, Hyperion, que era la que hacía gravitar muchos de los acontecimientos que sucedían en el día a día de Pandora.

Con esos mimbres, 2K Australia ha viajado al pasado y nos pone en la piel de uno de los cuatro ‘especialistas’ a las órdenes de Jack el Guapo cuando todavía no tenía, ni todo el poder, ni toda la locura que amasó con sus malas artes. Por lo que será divertido ir abriendo poco a poco ese baúl de los recuerdos donde se van escondiendo acontecimientos que hemos visto en los otros títulos.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_09

Aquí viajaremos a Elpis, una luna de Pandora, que será donde se desarrolle la mayor parte de la acción, entre recuerdos de algunas protagonistas que parecen estar viviendo acontecimientos decisisvos en el futuro. Es decir, Borderlands The Pre-Sequel es un enorme ‘flashback’ donde seremos los protagonistas de primera mano de lo ocurrido en los años anteriores a los dos primeros juegos. Que no es poco.

Una cuadrilla de lunáticos

No hace falta recordar que hablar de Borderlands es hacerlo de poder elegir el tipo de héroe que somos. Cada uno de los que siempre nos puso Gearbox en nuestra mano tenía sus cualidades específicas en lo que afecta al combate o las armas que puede llevar, así como en la evolución de sus habilidades. Por eso, para este Borderlands The Pre-Sequel no han querido cambiar la idea y la han engordado con cuatro personajes muy, muy especiales.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_10

Lo son en tanto en cuanto son conocidos por los seguidores de la franquicia, ya que los hemos venido viendo en los dos primeros juegos en situaciones muy distintas. Por ejemplo, Claptrap viene desde el primer juego y ahora lo podréis controlar para completar la historia, pero ya os avanzamos que si lo hacéis os vais a complicar las cosas mucho. Digamos que como desafío os vendrá de perlas.

Por la parte ‘humana’ son tres los protagonistas: dos chicas y un chico. Ellas son Athena y Nisha, la primera conocida como la Gladiadora y la segunda como la Justiciera aparecieron ya en anteriores juegos. Por ejemplo, la primera debutó en el DLC del General Knoxx y a segunda desempeñaba el papel de ¿sheriff? en Lynchwood.

El tercero en discordia, Wilhem, es el que seguramente os habrá marcado de todos ya que si os acabásteis el último juego, Borderlands 2, era uno de los jefes finales a los que nos debíamos enfrentar. Así que lo tendréis bien presente todavía y os hará gracia vivir la historia desde el otro lado, el de Hyperion y Jack el Guapo.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_11

Cada uno, como os decimos, tiene un tipo de combate diferente. Por ejemplo, las chicas Athena y Nisha son más técnicas, más ágiles, más rápidas pero tienen el inconveniente de que no pueden aguantar demasiado en el cuerpo a cuerpo salvo por los artefactos que llevan. Wilhem es al revés, es más pesado, más tosco en sus movimientos pero en el ‘tú a tú’ resiste y resiste. ¿Y Claptrap? Pues es como los demás solo que especializándose en algunas habilidades que puede usar, sobre todo, de cara al cooperativo que es donde gana bastante.

Andar por la Luna no es fácil

Aunque estos cuatro personajes puedan parecer al principio muy distintos, lo cierto es que más o menos se defienden igual cuando nos ponemos a jugar y en cualquiera de los cuatro casos, cuando lleguen a la Luna, van a tener que aprender una serie de cosas fundamentales.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_19

La principal, que es obvia, es que no hay oxígeno. Que tendremos que procurárnoslo nosotros mismos gracias a una especie de escafandra capaz de crear una burbuja alrededor de nuestra cabeza. Aun así, no creáis que servirá de mucho. Cada vez que nos vamos de misión y salimos en un lugar cerrado donde hay oxígeno, llenaremos un indicador que se irá gastando a medida que andemos por el exterior.

Ese oxígeno da para mucho y nos permitirá correr y saltar sin problemas y, en caso de que se nos gaste, siempre podemos buscar una estación de O2 para descansar, llenar la botella y seguir la misión. Así que ya tenemos un elemento condicionador: respirar. Pero hay más.

Otro es el de la gravedad. 2K ha tenido que hacer un trabajo enorme para amoldar ese nuevo escenario espacial con la forma de jugar y ha intentado no solo que sea divertido, sino que no se parezca a nada de lo visto en los otros dos juegos. Así que toca aprender unas nociones básicas de saltos: ahora son más largos y más altos, lo que nos permitirá adoptar mejores estrategias cuando queremos atacar a un enemigo.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_02

Si antes nos movíamos por el suelo y esquivábamos de un lado a otro, ahora hay que añadir la tercera dimensión del salto, de mantenernos en el aire y de disparar desde arriba. Sin oposición. Pero claro, esto funciona con las bestias, con la fauna de Elpis por que con los semejantes como nosotros, o los alienígenas, no: ellos también podrán saltar y propulsarse sobre nuestras cabezas, lo que hace que acertarles se complique.

Además de los saltos que podemos dar nosotros mismos, Borderlands The Pre-Sequel nos ayuda con una especie de Jet Pak que nos permite propulsarnos y alargar el salto, lo que hace que recorramos enormes distancias en muy poquito tiempo… pero hay un problema: y es que esos ingenios consumen oxígeno. Sabéis lo que toca entonces, ¿verdad?

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_16

Más tarde podremos tener vehículos propios como motos, para movernos por Elpis, pero eso llega más adelante, cuando la historia ya lleva algunas horas y hemos decidido, también, hacer caso a los cometidos secundarios.

Desarrollo y fuga

Elpis es la luna de Pandora, ese escenrio en el que disfrutamos con el juego de Gearbox cuando llegó en 2009 y que se valía de una cierta fórmula ‘open world’ para atraparnos. Recordad que uno de los elementos distintivos del juego fueron sus armas, sus objetos de ‘loot’, que eran decenas de miles y casi siempre aleatorios.

Pues bien, eso se mantiene ya que uno de los grandes reclamos de Borderlands The Pre-Sequel es precisamente ir mejorando lo que equipamos con nuestro protagonista. Para esos menesteres no solo está la historia principal que viene a durar unas 25 horas, sino todo el entramado de cometidos secundarios que podrían llevarnos otro tanto. Es ahí cuando conseguimos que nuestro personaje suba de verdad, aprenda todas sus habilidades y encare la campaña con más garantías.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_20

Obviamente habrá quien prefiera ir a ver qué pasa con la historia, cómo han enganchado desde 2K Australia con todos los acontecimientos de los juegos anteriores y, al terminar, ponerse a otra cosa, pero se estará perdiendo más de la mitad de lo que tiene el juego. Con trabajos que nos irán dando personajes de todas las clases y casi siempre ubicados en enclaves como el de Concordia, la ciudad, o la tradicional taberna espacial en la que hay trabajitos muy interesantes.

Ese espíritu se mantiene tal cual. Borderlands The Pre-Sequel es un Borderlands a todos los efectos, eso sí, con el enorme cambio de su escenario y todo lo que lleva aparejado y que afecta a la forma de jugar. Pero incluso en esto 2K ha sido inteligentísisima, cerrando la franquicia a su paso por PS3 y Xbox 360 (y PC) de la mejor forma posible: manteniendo los pilares esenciales de su idea principal y cambiando radicalmente la manera de alcanzar muchos de sus objetivos.

Técnicamente se queda como estaba y…

Borderlands The Pre-Sequel es la culminación de una genial franquicia que se despide hasta pronto, que seguramente querra reinventarse o, cuando menos, acicalarse para presentarse en PS4 y Xbox One irresistible. Lo mismo Gearbox ya está en ello, por lo que haríamos mal si decidimos esperar y no ponernos con este juego.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_27

Su mera presencia argumental ya es un reclamo para los más adictos a la saga: saber lo que pasó es divertidísimo, así como los acontecimientos previos a la apertura de la cámara y el descubrimiento del Eridio que, como no está presente, no podremos usarlo de moneda ‘ingame’. Así que toca recoger los llamados Ópalos.

Pero tiene más. La estructura de misiones es muy parecida, la evolución de los personaje tiene su aquel, el ‘looteo’ es fundamental para ir ganando potencia de ataque y defensa y las armas han cambiado en muchos casos las balas (¿con la ingrevidez quién las necesita?) por lásers en plan ‘Star Wars’. Bueno, y también otro tipo de rayos, pero esos llegan avanzada ya la partida.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_01

Gráficamente le juego no ha cambiado nada de lo visto en Borderlands 2: estamos ante el mismo ‘engine’ y todo se mantiene tal cual lo podríamos recordar de ese juego, aunque es tan brutal el cambio dado por los escenarios, que lo mismo necesitamos un ejercicio para recordarlo. Tened en cuenta que el juego no pretende ser recordado por su apartado técnico/gráfico y andando como andamos en el ‘interín’ entre que una generación se consolida y otra se muere, es casi lo de menos.

Eso sí, donde mejor funciona este Borderlands The Pre-Sequel es en la diversión, el entretenimiento, eso que llaman ‘jugabilidad’ y que sigue siendo su pilar fundamental. Sin ese apartado tan sólido, el juego de 2K no sería siquiera de notable, pero solo por eso consigue superar esa barrera y acomodarse entre los mejores.

borderlands_the_pre_sequel_analisis_gz_17

Es divertido, absorbente y encima está cuidado hasta el más mínimo detalle, como la traducción, donde han hecho un trabajo tremendo no ya por contarnos lo que dicen los personaqjes originalmente, sino de trasladar esa esencia a nuestro vocabulario, a nuestra jerga. Hay expresiones duras, soeces, pero están tan bien puestas en su sitio que realzan el ‘momentum’ hasta hacerlo inolvidable.

Borderlands The Pre-Sequel es un gran juego, que despide a una generación con una mano mientras con la otra, parece estar dándole la bienvenida a otro que podría llegar en ¿2015, 2016…?

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. Agustín 21 Oct, 14 16:05

    Quiero aclarar una cosa, si elegimos a Claptrap, no tenemos que preocuparnos del oxígeno

    0