No hay una regla fija que venga a decirnos cómo se crea una saga de éxito. Si tuviéramos que buscar las razones objetivas sería muy complicado encontrarlas y, casi siempre, imposible de explicarlas. ¿O acaso alguno sabe por qué un juego da con la tecla y otro, en cambio, que tiene todos los elementos para triunfar no lo hace y acaba olvidado por las esquinas? Pues algo así, de lo primero, le ha pasa a Bound by Flame.

Estamos ante un juego que no destaca por ser el mejor en nada pero casi todo lo que hace es de notable. Está claro que habréis visto títulos mejores, con planteamientos más sesudos e incluso con una historia más elaborada, pero las razones del gusto no suelen atender a razones lógicas.

Una historia de Espadas libres y Escribas rojos

La historia de este Bound by Flame nos lleva hasta unas tierras donde reinan el filo metálico de las espadas y la brujería. De lo primero se encargan los Espadas libres, una especie de mercenarios a sueldo que protegen a todo aquel que se lo pide y, más importante todavía, les paga sus buenos honorarios. Y de lo segundo están atentos los Escribas rojos, que son como una secta que tiene la costumbre de decirle a la gente lo mal que va el mundo y lo mucho que les necesitan.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_18

La historia comienza con uno de esos Espadas libres que, en plena misión de protección a los Escribas rojos, se verá afectado por un ceremonial mágico que acabará como el Rosario de la Aurora y con un demonio, o algo parecido, dentro de su cuerpo. ¿Un demonio hemos dicho? Sí, una presencia que busca ir al Mundo Corazón para acabar con la amenaza de los Señores del Hielo y que de ella, como es lógico, depende que nuestro mundo desaparezca o no. ¿Y eso? Bueno, no os lo hemos contado todavía pero a todo esto, hay una invasión de muertos vivientes que están acabando con todas las ciudades y sus habitantes.

Entregado al RPG de acción

Hasta aquí el argumento que bueno, no es que sea la repanocha pero tiene su gracia. Hay el suficiente elenco de bandos como para crear la típica tensión dramática que eso acarrea de facciones, traiciones y fuerzas mágicas empeñadas en enredarlo todo. Pero lo importante llega cuando nos ponemos a jugar, que es cuando todo eso que os decía en el primer párrafo entra en escena.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_22

Bound by Flame es un viaje por lo más típico del género donde hay que jugarse una historia principal que tienen que ver con lo importante de salvar al mundo y luego si eso, hay distintas ‘quest’ que podemos aceptar dentro de los enclaves que visitaremos. Así funciona cada capítulo donde llegamos a varios lugares que funcionan como centro de operaciones donde podemos conocer más en detalle lo que ocurre y gestionar nuestro inventario comprando o vendiendo objetos.

Este es, precisamente, uno de los elementos que mejor están trabajados de Bound by Flame donde no hay un inventario muy grande pero lo que tiene está pensado de maravilla. Así, además de poder equipar dagas, espadas, pecheras, pantalones, botas, guanteletes, etc., existirá la opción de ir mejorando cada uno para ir ganando puntos de daño, de porcentaje de críticos y hasta de defensa o poderes mágicos.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_09

En las armas es muy original el sistema ideado ya que cada arma puede contar con dos ‘updates’, uno de la empuñadura y otro en la hoja, por lo que podemos combinar perfectamente tipos de juego distintos simplemente en el momento de hacer más poderoso nuestro arsenal.

¿Y eso? Muy sencillo. Las dagas, que son más efectivas cuando atacamos sigilosamente, es crucial dotarlas de porcentaje de crítco o de daño físico para que cuando las usemos le quiten la mayor cantidad de vida al enemigo pero, sin embargo, en la espada de doble mano, por ejemplo, ya podemos jugar con otras combinaciones como evitar que nos paren un golpe o resistir los venenos, la magia, etc.

Un héroe de niveles y árboles de especialización

Esta pata de los ‘skills’ está muy bien pero luego tenemos un árbol de especialización del personaje que tiene tres ramas: lucha, sigilo y fuego. El primero tiene que ver con las luchas normales, cuando equipamos la espada de doble mano donde podremos hacer combates de área o individuales, o pegar patadas para quitarle la guardia al enemigo (escudos y esas cosas) y contraatacar tras un ‘parry’.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_05

El segundo árbol es el de sigilo que, ciertamente, está muy bien por que podremos cambiar y usarlo en batalla con un simple clic en L3 y gozar de un poder tremendo cuando atacamos al enemigo por la espalda y sin que nos vea. Finalmente, el fuego es el poder que hemos recibido del demonio que tenemos dentro y que nos da la opción de contar con un daño extra durante un tiempo limitado, o bien lanzar bolas de fuego o ataques de área que gastan su buena cantidad de magia.

Como es de imaginar, nuestro personaje va ganando niveles a medida que avanza y con cada uno de ellos ganamos puntos para aplicarlos en estos árboles de especialización que son el lugar donde de verdad esculpimos el carácter y el tipo de juego que vamos a llevar a cabo en Bound by Flame.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_16

Pero cuidado, que estas habilidades no son las únicas. También ganaremos unos puntos de ‘rasgos’ que servirán para afinar un poquito más la personalidad de nuestro personaje, llevándolo por donde más nos guste. En este punto podremos escoger cualidades que tienen que ver con su carácter, la exploración, el combate, etc., y dan la suficiente variedad como para que dos personajes que creemos sean diametralmente opuestos.

Aquí Bound by Flame ha hecho algo inteligente que es no llenar de miles de opciones que después son inocuas y no sirven para nada, sino de concentrar en dos o tres capas de personalización las variantes justas para que según escojamos, las posibilidades acaben por ser inmensas, de unos cuantos cientos o miles.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_20

Ya os digo que es un sistema muy bien pensado, que se va creando poco a poco, a medida que llevamos a cabo combates pero que con las horas nos devuelve un personaje único y perfectamente ajustado a lo que queremos para toda la partida.

Un hijo de su género

Si debo ser sincero, cuando el juego empieza uno piensa que “ufff, vaya título, va a ser como otros tropecientosmil que hay”. Y  entonces decides meterte en las ruinas para ver la ceremonia, te mandan aquí, luego allí, vas, hablas con este NPC, le haces cinco o seis preguntas sobre un personaje, un acontecimiento, un objeto o lo que sea y después ya empieza la batalla.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_12

De repente entra el demonio en nuestro cuerpo y la historia crece, parece más interesante. ¿Solo eso? Bueno, hay más. Los combates son sencillos, rápidos, muy intuitivos y con los elementos y variaciones justas para que parezca que podemos eliminar a los enemigos de maneras diferentes. Un bloqueo por aquí, un ataque de área por allá y ¡zas!, el enemigo ha muerto, recogemos lo que deja (ingredientes, dinero u objetos) y fabricamos un par de pociones en el menú.

Es en ese momento cuando Bound by Flame te empieza a engatusar. A coger de la mano y a llevarte por sus escenarios, que te parecen bien puestos, con el colorido justo y el diseño más o menos esperable para un hijo de los RPG de acción. Curiosamente, cuando empiezas a jugar, piensas que Spiders (y Focus) ha tirado de referencias ‘Biowarianas’ y por momentos nos acaba de recordar a lo que sentimos al jugar con el primer Dragon Age.

No en vano hay compañeros que nos seguirán en la batalla (y a los que daremos órdenes) y que podremos ir escogiendo según nos convenga la magia de uno, el poder oscuro del otro o el de sanación de la otra. Por si fuera poco, hay momentos del juego donde debemos elegir un camino, lo que podrá afectar a lo que ocurra a partir de ese momento. ¿Queremos que el demonio nos posea completamente o conservar nuestra esencia humana?

bound_by_flame_analisis_gamerzona_07

Los compañeros son variopintos y casi siempre tienen buena conversación. Eso sí, las relaciones que se entablan entre unos y otros son muy endebles, algunos acontecimientos que se producen están cogidos con alfileres y muchos puntos de humor (hay muuuuchos) no parecen cuadrar con el ambiente general, que pide a gritos que nos lo tomemos más en serio. Pero sin duda, cuando ya nos metemos en la dinámica, acabamos por soltar alguna que otra sonrisilla.

Inexplicablemente divertido

Bound by Flame es un juego extraño, que a simple vista parece un título de esos que salen y se acaban olvidando pero, sin embargo, nos ‘engancha’ y no es sencillo soltarlo. Es de esos lanzamientos en los que decimos aquello de “una misión y lo dejo”. Pero llega el momento de acabarla, cobrar la recompensa y seguimos no una, sino dos, tres, cuatro, cinco y hasta seis ‘quest’ más.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_15

Es lo que antes os contaba: ¿es posible cuantificar ‘eso’ intangible que hace que un juego sea un éxito? Muchos descartaréis a Bound by Flame por la razón que sea: que es el primer título para la ‘next-gen’ de Spiders, que no es una franquicia conocida o que pensáis que no está a la altura gráficamente cuando, desde luego, no es peor que otros muchos híbridos lanzados a finales del año pasado que, valiéndose de los motores de PS3 y Xbox 360 dieron el salto a PS4 y Xbox One añadiendo alguna que otra textura de calidad y poco más.

Bound by Flames es un título extrañamente divertido, apasionante por la historia que te atrapa y que está muy bien contada (olvidando esos pequeños errores de realización), con unos gráficos que cumplen su cometido y que gana muchos enteros en sus combates o en las opciones de gestión de inventario.

bound_by_flame_analisis_gamerzona_08

Es por lo bien que hace todo eso que se trata de un juego especialmente recomendable a todos los que améis el primer Dragon Age (salvando algunas distancias) y que busquen un título realmente sencillo en su concepción pero que luego cuenta con las suficientes virtudes como para convertir la partida en un viaje placentero y, sobre todo y más importante, divertido.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

3 comentarios
  1. Jonatan Subirats Prats 13 May, 14 10:12

    Lo estoy jugando desde el viernes, y la verdad es que me ha enganchado mucho. No es gráficamente espectacular y ves cosas que dices joder que mierda, pero como dice el reportaje no sabes bien el porqué pero te engancha y quieres más y más, llevo 17 horas de juego guardado, en realidad serán unas 24 o más por el tema de que me lo empecé con difícil y la verdad es que hay momentos que los son, cuando un enemigo te quita media vida de un golpe te das cuenta que la estrategia que sigues no es buena, pero ni es buena esa ni las 10 más que vas a intentar. Lo recomiendo sinceramente, y más aún si tenéis una PS4 por ejemplo, ya que hasta el Wacht Dogs no hay nada bueno.
    Saludos,

    0
  2. Daniel Rivera 15 May, 14 23:56

    q puto juego mas aburrido lol lo jugue en pc y no me gusta.

    0
  3. Anónimo 31 Ago, 15 4:23

    I simply couldn’t depart your site prior to suggesting that I actually loved the standard info an individual supply for your guests? Is going to be back regularly in order to inspect new posts. ceeeceddkdekkeef

    0