El año pasado ya escuchamos algunas voces que empezaban a pedirle a Call of Duty que espabilara, que fuera mirando un poco hacia el futuro y que buscara la manera de añadir fórmulas que dinamizarán la franquicia para afrontar el reto de la nueva generación que acababa de aterrizar (en 2013). Pero, ¿es posible que Call of Duty Advanced Warfare sea la respuesta a esas plegarias?

Bueno, lo primero que hay que decir que es sí podría serlo, más que por cambios bruscos, por leves toques en la dirección de la franquicia de Activision que pueden acabar por modular en el futuro una transformación bastante profunda. Es algo así como pedirle a FIFA que cambiara de un año para otro. Era imposible, y solo con el paso de cada nueva entrega era posible ir modificando lo fundamental.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_28

Aquí pasa lo mismo, este Call of Duty Advanced Warfare es un pequeño volantazo hacia el futuro, buscando la manera de seguir gustando a sus potenciales usuarios que vienen comprando cada nuevo ‘CoD’ sin descanso desde hace muchos, pero que muchos años.

Busca el futuro viajando al futuro

La historia de este Call of Duty Advanced Warfare seguro que ya la conocéis. Nos encontramos en el año 2054 y el mundo no es igual al que hoy conocemos. Los países no quieren gastar mucho en armamento pero siguen teniendo ganas de guerra y para esos casos, prefieren confiar su seguridad a organizaciones privadas que cobran cientos de miles de millones por sustituir al estado en esas tareas.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_03

Atlas es una de las más importantes, que echa una mano allí donde la necesitan y que no tiene otra patria que el dinero, la riqueza y, sobre todo, el poder. Y la evidencia más palpable de que esto es así es que Jonathan Irons, el personaje interpretado por Kevin Spacey, no cree en otra cosa que no sea el poder, aun a costa de pasar por encima de cuantas leyes y países hagan falta.

En el juego desempeñamos el papel de un soldado americano que es herido de gravedad en un ataque y que, por azares del destino, quedará impedido para seguir trabajando en lo que más le gusta. Por suerte, al haber sido compañero de fatigas del hijo de Jonathan Irons, éste nos pedirá que nos alistemos en Atlas y que esos ‘impedimentos’ serán pasados por alto. Y es que ese ejército privado otra cosa no, pero medios y armamento tiene más que el propio de los Estados Unidos.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_22

Así que tocará enfrentarse a las amenazas mundiales de mitad del siglo XXI, una época donde el armamento súper avanzado lleva los combates a niveles que nadie hubiera podido imaginar hace apenas 10 años. Eso sí, por mucho que los tiempos vayan avanzando, al final hay una desdicha en todo esto: los soldados siguen muriendo.

Las armas del futuro

Normalmente en un juego de este tipo, las armas suelen tener el uso para el que fueron fabricadas. Esto parece una obviedad, pero en Call of Duty Advanced Warfare no es exactamente así. Lo que ha hecho Sledgehammer es no solo ponernos a los mandos de fusiles, pistolas, rifles, ametralladoras, bazookas, etc., sino que lo ha envuelto todo en un halo de futurismo que cambia en muchos casos la forma que tendremos de jugar.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_10

El ejército de ‘gadgets’ que se han inventado no solo sirven para que todo parezca más futurista sino que tiene el último objetivo de cambiar la ‘jugabilidad’ y, por tanto, que nos acostumbremos a su uso según las distintas situaciones de la batalla. Y ojo que aquí no es como en una película de James Bond, donde Q le enseña a 007 lo que tiene que hacer y cuándo. En Call of Duty Advanced Warfare muchas veces las usaremos por que entendemos que es la mejor forma de quitarnos de en medio un problema. Mirad.

A las armas ‘convencionales’ que tiene el juego hay que unir luego una serie de grandes ideas que hacen que la acción sea más divertida. De entre los ‘gadgets’ más espectaculares que hay, uno de los más importantes es el que ralentiza el tiempo, que nos permite movernos más rápidamente que el enemigo en una especie de ‘tiempo bala’. Esto no es un invento de Activision, pero se usará como si de una mina se tratara: se planta en el suelo y lo que hay a nuestro alrededor se mueve más lento.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_07

También encontraremos los celebérrimos drones, esos que nos permiten volar y ametrallar a todo un grupo de enemigos, o simplemente espiar con los que tienen formas de mosca y que son capaces de infiltrarse en los lugares más recónditos. ¿Más? Pues sí, mirad, el escudo que nos permite movernos hacia los enemigos evitando que nos alcancen, o los parapetos con invisibilidad para atacar sin que nos vean, o el plano que podremos colocar sobre una pared para ver quién está dentro sin abrir una puerta o reventar una pared. Y por último están las granadas, que merecen casi un apartado distintos.

Efectivamente, estas bombas de mano son en este juego un elemento realmente útil y divertido. Para empezar por que según lancemos una y mantengamos su botón pulsado (L1 o R1) podremos cambiar el tipo y cada una de estas variantes tiene un uso completamente distinto.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_06

Por ejemplo, de entre las que no explotan está las que marcan a los enemigos, haciéndolos visibles durante un peiodo de tiempo, o las que provocan pulsos electromagnéticos que nos permiten derribar drones o desactivar aparatos electrónicos, etc. Sin embargo, en la parte de las bombas que explotan están las inteligentes que buscan a su objetivo y lo aniquila, o las granadas de calor, que lo achicharran todo a su alrededor.

La segunda piel de los soldados de Atlas

Pero el elemento que más condiciona el juego es el de los exoesqueletos. En cada fase nos equiparán con uno específicamente calibrado para el tipo de misión a la que nos vamos a encontrar y además de provocar más fuerza o resistencia a nuestro héroe, tendrán también algunas funcionalidades muy concretas.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_23

Por ejemplo, el Exo Especialista cuenta con escudo, sobrecarga y estimulante o guantes magnéticos, lo que quiere decir que está enfocado a resistir mucho daño aunque a la hora de moverse no sea el más rápido ni ágil, aunque según configuraciones podremos incluso trepar por las paredes.

El Exo de Asalto cuenta con el impulso al saltar, ondas sónicas y estimulante o asistente de aterrizaje. Es decir, que está pensado para que podamos movernos rápidamente y esquivar los proyectiles o sorprender al enemigo más fácilmente y, en caso de caernos desde una altura importante, contar con herramientas para detener la caída antes de espanzurrarnos.

Estas configuraciones son cerradas, no las podemos cambiar en la parte de la Campaña aunque es cierto que luego, entre niveles, y según hayamos completado los Desafíos EXO, así podremos ganar diferentes puntos de mejora que tendremos que aplicar para ir mejorando algunos aspectos de su rendimiento.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_30

Por ejemplo en total el Exoesqueleto de nuestro soldado contará con 22 mejoras que se dividen en distintos grados de resistencia, esprintar, batería, recargar, retroceso (al disparar), granada letal, táctica, armadura, detección, estremecimiento o apuntado rápido. A medida que desbloqueamos, nuestro protagonista está mejor preparado para enfrentarse con los enemigos que, ya os avanzamos, no nos matarán de una manera tan rápida como en otros juegos.

¿En qué afecta el Exo en el juego?

Bueno, tan radical el cambio no es, pero sí que hay momentos en los que comprenderemos que o usamos algunas de las características del traje o nos van a matar todo el rato. Eso sí, al haber diferentes configuraciones dentro de la Campaña según la misión a la que entremos, el control se vuelve un poco raro. Nos explicamos.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_34

Cuando en la primera fase aprendes el salto doble, con la ayuda del impulsor, rápidamente interiorizaremos que eso es posible hacerlo en más sitios pero resulta que no. Que precisamente, la pantalla que nos saldrá al principio diciéndonos qué tipo de Exo vamos a usar tenemos que aprendérnosla para que en mitad de la batalla no nos maten por quedarnos quietos esperando a que el doble salto nos ayude, cuando no lo tenemos operativo.

Esto luego en el multijugador más o menos cambia un poco ya que al crear a nuestro ‘char’ nos permitirán escoger entre los Exos de infantería de Atlas, de Sentinel, el que hay en el arsenal avanzado y el de un civil del KVA que, por si no lo hemos dicho, son la facción de terroristas que toca en este juego que amenace al mundo y que comanda un malvado llamado Hades.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_37

Llevarlo o no será la diferencia entre que podamos hacer infinitas cosas que con un uniforme normal de soldado sería imposible. La más evidente es la fuerza que nos da y la resistencia, así como también la velocidad, los saltos y las caídas, que podemos controlarlas para usarlas como armas en sí mismas: pulsamos cuadrado dos veces y al caer lo hacemos sobre círculo para que todos los enemigos que aparezcan debajo de nosotros salten por los aires. Y ya que hablamos de aires, el Exoesqueleto, si en algo beneficia, es precisamente en la nueva forma de encarar las misiones según el ‘suit’ que equipemos.

Hablemos de la Campaña

Aquí no cambia nada lo que hayamos podido ver de entregas anteriores aunque sí hemos notado que Sledgehammer no ha querido ceñirse a hechos muy limitados y ha tirado por la calle de en medio de un enfrentamiento casi mundial. Y es que a lo largo de sus 15 fases distintas, vamos a poder visitar las calles de un montón de ciudades y ‘localizaciones’ de todo el planeta.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_31

Desde la inicial en Corea del Sur, en Seúl concretamente, hasta EE.UU. con un reactor nuclear en Seattle o el campo de refugiados de Detroit, o la isla de Laos, o un escenario ártico, etc. El ir y venir será muy grande y en eso nos podría llegar a recordar al celebrado Modern Warfare 2, que fue el que puso los cimientos de este éxito que viene disfrutando la saga desde entonces.

Ojo, que las cosas que tendremos que hacer no son especialmente complicadas y mantienen la premisa de ser muy espectaculares. Y cuando decimos esto, no hablamos de gráficos o esas cosas, sino de lo que es la puesta en escena, la teatralidad de lo que pasa en pantalla que hay momentos en los que parece que andamos protagonizando una película de Hollywood: persecuciones por carretera, salvamentos bajo el agua, ataques aéreos, puentes gigantescos que se vienen abajo, centrales nucleares que se desmoronan, enfrentamientos en mitad de las calles de una ciudad poblada de gente y coches, etc.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_36

En este punto sí es cierto que parece un poco más trabajado el juego, no parece tan automático y lo que pasa parece tener un sentido dentro de la historia. Tampoco podemos pedirle ‘peras al olmo’ ya que el juego es lo que es, pero salvo fases donde sí es muy ‘pasillero’, en el resto las más de 15-20 horas que dura la Campaña nos servirán para afrontar el multijugador con mayor confianza.

El multijugador es, como siempre, su gran baza

Tan evidentes son los cambios en el manejo del juego, sobre todo en el armamento y los Exoesqueletos, que la Campaña es más que nunca un divertido tutorial para luego dar el ‘do de pecho’ en el multijugador contra los millones de usuarios que Call of Duty Advanced Warfare va a tener próximamente.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_01

Y aquí pues hay básicamente lo mismo que hemos tenido hasta ahora solo que cambiando lo que es la parte de personalización de nuestro soldado. Gracias al trabajo de Sledgehammer podremos conseguir héroes únicos, con equipamientos distintos que nos llega gracias a los suministros que vamos recibiendo con cada rango o mapa que completamos. De esta manera podremos llevar a nuestro personaje por la senda que más nos guste: mayor potencia de fuego, mayor resistencia, máxima agilidad, etc.

En este punto, a los tradicionales modos de Duelo por equipos, Dominio, Baja confirmada, Guerra terrestre, Enlace, Iniciativa, Punto caliente, Buscar y destruir, Buscar y rescatar, Tomar la bandera o Contra todo, está el genial Supervivencia EXO, que nos plantea una especie de ‘tower defense’ donde el objetivo es aguantar el mayor número de oleadas de enemigos, que se van sucediendo y que a medida que las completamos nos irán descubriendo bonificaciones cada vez mejores. Ojo, que no hablamos de 10, 20, 30 ó 50 oleadas, sino de 70, 80 o más.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_33

Aquí, muchos han querido ver en este multijugador lo mejor de Call of Duty Advanced Warfare ya que parece pensado para ofrecer cientos de horas, sobre todo por lo que os contamos de las enormes posibilidades para fabricar un soldado completamente distinto de cualquier otro que haya dentro del juego. Y esto, como es lógico, atañe también al Exoesqueleto, que podremos irlo llevando por distintos camino según escojamos los potenciadores que nos van llegando con cada ronda que ganamos.

¿De verdad que Call of Duty evoluciona?

Como antes os dijimos, no estamos ante una revolución sino más bien una evolución, que mantiene la esencia de la franquicia y la mejora con todo el ambiente futurista que se ha sacado de la manga Sledgehammer. Las armas, los personajes, los ‘gadgets’, las ciudades, todo está ambientado con un gusto tremendo, con una solidez conceptual realmente de envidiar que ha huido de pintar el futuro como un lugar donde los coches ya podrán volar.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_25

Al revés, mantiene mucho de los elementos que actualmente tenemos en nuestra civilización, pero cambiando por completo la relación que en esos años el ser humano tendrá con la tecnología, que permitirá hitos realmente increíbles. Es en ese punto donde más satisfactorio es el juego, que la verdad, cuenta con un apartado técnico realmente brillante.

Primero por que parece mentira que en PS4, la versión que hemos jugado funcione a 1080p y 60 fps (en Xbox One 900p y 60 fps) cuando muchos estudios se están quejando de que con el hardware actual no pueden llegar a tanto. Esto que ha conseguido Sledgehammer tiene dos lecturas: o son muy buenos, o los demás no saben explotar al 100% el hardware de la ‘next-gen’. Pero la suavidad de los movimientos, de todo lo que ocurre en pantalla y la acción es de las que hacen época.

call_of_duty_advanced_warfare_analisis_gz_20

Encima, gráficamente da toda la sensación de que no podría funcionar igual de bien en PS3 o Xbox 360, por el grado de detalle alcanzado, por la nitidez y resolución de sus texturas o por el modelado de muchos elementos de pantalla: desde personajes a armas, escenarios y efectos visuales, que son lo mejor que hemos visto últimamente.

En fin, un espectáculo de fuegos artificiales que nos entra por los ojos, nos pide que juguemos con él en el modo Campaña y, una vez entendido cómo funciona, entonces ns obliga a dar el salto al multijugador que es donde está auténticamente la clave de este juego para durar otro añito más en el Top de los más vendidos, entre DLC, nuevos mapas y demás contenidos extra.

Call of Duty Advanced Warfare es el primer paso de un nuevo camino que apunta muy bien. Veremos a ver si el año que viene dan otro pasito o no. Todo dependerá de lo bien que les funcione este año… Notable.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

2 comentarios
  1. PUCHOLOKO 13 Nov, 14 16:42

    QUE MANERA DE DESTRUIR UNA SAGA QUE ESTABA BUENISIMA

    0
  2. Anónimo 07 Feb, 16 6:31

    que manera de destruir la saga? estas quedando loco o que? >:( sos un retrasado esto esta mejor q otras entrgegas al igual q el COD black ops 1, 2, 3 mira el lado positivo hombre

    0