Está claro que siempre es apetecible disfrutar de un juego que nos gustó mucho en una generación anterior y traerlo al presente añadiendo algunos elementos distintivos de esas nuevas consolas. En este caso PS4 y Xbox One que, con permiso del señor Hidetaka Miyzaki, reciben la que es la edición más completa que podríamos imaginar del Dark Souls II que salió el año pasado.

El caso es que From Software ha colapsado el mercado en estas últimas semanas, llenándolo todo de dificultad para que nos enteremos de verdad cuáles son los gustos de los ‘gamers‘ de pura cepa. Esos a los que les encanta que mientras juegan con un videojuego, alguien les muerdan un pie para que les duela y así sentirlo todo con más intensidad.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

Así que los japoneses, lo que han hecho para que ese dolor no parezca el mismo, ha sido cambiar un poco la fórmula para que quienes disfrutaron con ese ejercicio de masoquismo que es Dark Souls II hace un año, puedan seguir haciéndolo en 2015 sin quejarse y, lo que es más importante, presumiendo de hombría por ser tan valientes.

Edición GOTY mejorada

Dark Souls II Scholar of the First Sin es la recopilación completa de todo lo que ha salido hasta hoy del juego que llegó el año pasado y por eso, quienes se lo compren en PS4 y Xbox One (y en PC el ‘pack mejorador’), recibirán el título original más los DLC que, si recordáis, constaban de tres partes distintas.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

Su nombre concreto era La Trilogía de las Coronas Perdidas y estaba dividida, a su vez, en tres actos que son los de La Corona del Rey Hundido, La Corona del Viejo Rey de Hierro y La Corona del Rey de Marfil. Juntas suponen una nueva línea argumental que hace un poco más grande y rico todo el universo de la creación de From Software y que, al margen de su dificultad, tienen tiempo para contarnos una gran historia.

Así que como os decíamos, gracias a Dark Souls II en Xbox One o PS4 lo tendremos todo bien compactado en una única descarga o en un Blu-Ray, por lo que no nos pasará como en PS3 y Xbox 360 que si no nos hicimos con este contenido tendremos que comprarlo obligatoriamente y tener coja nuestra biblioteca. Lo que encarece el ‘pack‘ de juego más DLC.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

From Software mueve los cubiletes

Era muy complicado que en tan poco tiempo en From Software se atrevieran a añadir nuevos cambios a su Dark Souls II de marzo de 2014 y, como entrar con el pico y la pala a remover la esencia misma del juego les hubiera llevado mucho más tiempo de preparar esta ‘remasterización’, lo que han decidido ha sido modificar los patrones de comportamiento de algunos enemigos y su ubicación.

De esta forma, quienes ya jugaron con el título de 2014 se encontrarán con la sorpresa de que eso que sabíamos que nos esperaba en cierto punto del mapa ya no está ahí, sino que lo han cambiado de sitio por lo que tendremos que combatir contra él en otro lugar.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

Esto pasará desapercibido a quienes no jugaron con Dark Souls II en PS3 y Xbox 360 y es una medida muy inteligente que le devuelve el interés a este lanzamiento, aunque solo sea para ver cómo de complicados siguen siendo, o no, esos adversarios que nos lo hicieron pasar tan mal la primera vez.

Es por esta razón por la que Dark Souls II Scholar of the First Sin en PS4, Xbox One y PC hay que empezarlo de cero, no es posible recuperar una partida previa ni nada parecido ya que, como os comentábamos, hay elementos esenciales de la aventura que han sido modificados. O mejor dicho, cambiados de lugar, como ese juego de los cubiletes donde el trilero nos invita a adivinar dónde está la bolita.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

La cuestión gráfica

Evidentemente todo lo anterior está muy bien y se agradece que From Software lo trabaje así de bien, pero en realidad cuando vamos a una tienda a por un juego ‘next-gen’ lo que buscamos es que esto de los gráficos hayan avanzado. Que se perciban distintos y, sobre todo, mejores.

Aquí tenemos esa primera sensación al iniciar el juego por que Dark Souls II Scholar of the First Sin cuenta con una resolución de pantalla de 1080p y una tasa de ‘frames‘ bastante constante y cercana a los 60. Eso le da al juego una suavidad sorprendente, que invita a querer seguir explorando cada escenario por muy trillado que los tengamos y que da la ‘apariencia’ de mejorarlo todo.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

Además, From Software, sin meter muchos cambios en el motor o en el diseño de escenarios, personajes y enemigos, sí que ha aprovechado los efectos que el hardware permite por defecto y hay muchos elementos cuyas luces y sombras han mejorado, o se percibe como si la naturaleza ahora estuviera más poblada.

Aunque hay otros detalles que, al ser idénticos a lo que vimos en PS3 y Xbox 360 pero ahora son proyectados en pantalla con mayor definición, ‘cantan por soleares‘. Es decir, que es como si le viéramos las costuras al juego. Es cierto que pinta mejor, pero a costa de irnos pareciendo con el paso de los minutos cada vez más ‘old-gen’. Menos impactante.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

Hay que tenerlo, sí o sí

Si sois de los que ya le dedicaron decenas y decenas de horas a los Dark Souls II del año pasado, empezar de nuevo una nueva aventura puede ser doloroso. Eso es indiscutible, pero en el haber de From Software hay que colocar la picardía y habilidad para tentarnos con toda una colección de enemigos que cambian sus posiciones y que, en contados casos, incluso sus patrones de combate.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

Esto hará que seguramente nos animemos a volver a jugarlo aunque solo sea para presumir de haberlo hecho, por que no nos olvidemos que esto de jugar con Dark Souls II Scholar of the First Sin no significa solo el reto de completarlo, sino el poder decir (al mundo) que ‘yo sobreviví’ a su dificultad. A esa complejidad que no tiene mucha explicación y que saborean millones de jugadores que parecen buscar en sus combates una especie de título nobiliario a su valentía.

Aun a pesar de todos los ‘peros‘ que se podrían poner por aprovecharse de su éxito en PS3 y Xbox 360 sin cambiar demasiadas cosas en su paso a la nueva generación (bueno, el multijugador ahora permite más jugadores por sesión), sin duda que es un título de guardar, de añadir a nuestra biblioteca y de saborearlo (y padecerlo) poquito a poco, sin prisas, cuando podamos.

Análisis de Dark Souls II Scholar of the First Sin.

Un gran juego que sirve de ‘milestone‘ a From Software para recordarle que, cuando pueda y el éxito de Bloodborne le deje, se pongan a hacer uno de estos Dark Souls para la ‘next-gen’. Pero de verdad, no ‘remasterizado’.

Notable.

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios