Sin duda, este es el año de los zombies. Cuando llegas a una tienda de cómics y encuentras un manual de supervivencia contra zombies, es que el tema está, cuanto menos, de moda. Dead Nation supone una apuesta clásica y sencilla, cuya dinámica, basada en el ‘cada vez más difícil’, pondrá a prueba nuestro ingenio en una de las sorpresas del año que, a continuación, pasamos a analizar.

Dead Nation nos propone un juego arcade cien por cien. Un título cuyo esquema de juego recordará rápidamente, a los jugadores más veteranos, a juegos como Comando, o Predator 2 y Alien Sindrome, de Sega Megadrive, respectivamente. Pero la clave de Dead Nation es presentar este formato de juego e ir incrementando la dificultad progresivamente. Y es que, a medida que superes niveles, no te bastará sólo con disparar, necesitarás usar todo tu ingenio para completar cada uno de los desafíos propuestos.

Dead Nation combina magistralmente espacios abiertos con situaciones verdaderamente claustrofóbicas en las que nos veremos literalmente rodeados por hordas de zombies, o momentos de aparente clama que se verán interrumpidos en forma de sustos de zombies ocultos en la sombra. Y es que ahí reside otra de las claves del juego. Avanzaremos con una linterna por escenarios urbanos clásicos en el género (parque de atracciones o comisarias, por ejemplo) en la más absoluta oscuridad, haciendo uso de la luz para orientarnos y acabar con el enemigo. Del mismo modo, contamos con un rifle de asalto inicial que, a medida que vayamos recaudando dinero por los escenarios, podremos canjear por nuevas armas durante los check-points.

El manejo del juego está, una vez adquirida la práctica, muy bien diseñado y nos meterá de lleno en un planteamiento muy adictivo cuya sencillez y progresivos desafíos, nos mantendrán literalmente enganchados. Es el típico juego para jugar con hermanos, amigos y sencillamente, disfrutar.

Aparte de las armas principales, contaremos con armamento secundario, fundamental a la hora de escapar o acabar con los diferentes retos que el juego nos proponga y en los que las maniobras de distracción suponen uno de los recursos vitales para nuestra supervivencia. Bengalas, explosivos, alarmas y un largo etcétera; utiliza tu ingenio o serás rápidamente devorado. Busca los botiquines o regenera tu stamina con los regalos que te dejen los infectados. La dificultad del juego, si bien está ajustada con 3 niveles iniciales y 2 secundarios a desbloquear, llega al límite de la desesperación, pero lo suficiente como para mantenernos enganchados a la consola. El juego se podrá jugar offline, individual o cooperativamente u online, donde te medirás tu puntuación con la comunidad de gamers en este adictivo juego.

Gráficamente, el juego cumple su cometido y la recreación y puesta en escena es notable, así como la banda sonora que acompaña la acción, que contribuye, igualmente, a ponerte en escena. Pero la grandeza del juego reside en su jugabilidad y su capacidad de enganche, sobre todo, jugando acompañado. En este sentido, Dead Nation es la sorpresa del año. Un título que, sin duda, no puedes perderte.

Sin duda, este es el año de los zombies. Cuando llegas a una tienda de cómics y encuentras un manual de supervivencia contra zombies, es que el tema está, cuanto menos, de moda. Dead Nation supone una apuesta clásica y sencilla, cuya dinámica, basada en el ‘cada vez más difícil’, pondrá a prueba nuestro ingenio en una de las sorpresas del año que, a continuación, pasamos a analizar.

Dead Nation nos propone un juego arcade cien por cien. Un título cuyo esquema de juego recordará rápidamente, a los jugadores más veteranos, a juegos como Comando, o Predator 2 y Alien Sindrome, de Sega Megadrive, respectivamente. Pero la clave de Dead Nation es presentar este formato de juego e ir incrementando la dificultad progresivamente. Y es que, a medida que superes niveles, no te bastará sólo con disparar, necesitarás usar todo tu ingenio para completar cada uno de los desafíos propuestos.

Dead Nation combina magistralmente espacios abiertos con situaciones verdaderamente claustrofóbicas en las que nos veremos literalmente rodeados por hordas de zombies, o momentos de aparente clama que se verán interrumpidos en forma de sustos de zombies ocultos en la sombra. Y es que ahí reside otra de las claves del juego. Avanzaremos con una linterna por escenarios urbanos clásicos en el género (parque de atracciones o comisarias, por ejemplo) en la más absoluta oscuridad, haciendo uso de la luz para orientarnos y acabar con el enemigo. Del mismo modo, contamos con un rifle de asalto inicial que, a medida que vayamos recaudando dinero por los escenarios, podremos canjear por nuevas armas durante los check-points.

El manejo del juego está, una vez adquirida la práctica, muy bien diseñado y nos meterá de lleno en un planteamiento muy adictivo cuya sencillez y progresivos desafíos, nos mantendrán literalmente enganchados. Es el típico juego para jugar con hermanos, amigos y sencillamente, disfrutar.

Aparte de las armas principales, contaremos con armamento secundario, fundamental a la hora de escapar o acabar con los diferentes retos que el juego nos proponga y en los que las maniobras de distracción suponen uno de los recursos vitales para nuestra supervivencia. Bengalas, explosivos, alarmas y un largo etcétera; utiliza tu ingenio o serás rápidamente devorado. Busca los botiquines o regenera tu stamina con los regalos que te dejen los infectados. La dificultad del juego, si bien está ajustada con 3 niveles iniciales y 2 secundarios a desbloquear, llega al límite de la desesperación, pero lo suficiente como para mantenernos enganchados a la consola. El juego se podrá jugar offline, individual o cooperativamente u online, donde te medirás tu puntuación con la comunidad de gamers en este adictivo juego.

Gráficamente, el juego cumple su cometido y la recreación y puesta en escena es notable, así como la banda sonora que acompaña la acción, que contribuye, igualmente, a ponerte en escena. Pero la grandeza del juego reside en su jugabilidad y su capacidad de enganche, sobre todo, jugando acompañado. En este sentido, Dead Nation es la sorpresa del año. Un título que, sin duda, no puedes perderte.

Imágenes del juego

  • segador

    wow crei que era un juego para ps2, que mal ahora tendre q comprar otra consola:(

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

1 comentario
  1. segador 04 Abr, 12 16:50

    wow crei que era un juego para ps2, que mal ahora tendre q comprar otra consola:(

    0