De la mano de Visceral Games, EA presenta la segunda entrega de uno de los juegos más aclamados del 2008. Esta vez, apostando por un estilo más directo; entre el survivial game y la acción en tercera persona, Dead Space 2 aterriza su nave en una estación espacial infestada de necromorfos con el objetivo de hacernos vibrar ante sus espectaculares batallas y una historia que si bien no varía, está mucho más elaborada.

En esta ocasión, nuestro personaje principal Isaac Clarke despierta, tres años después de los acontecimientos de la primera entrega, en una estación espacial infestada de necromorfos. Sí, la historia es, básicamente, la misma pero mejorada sustancialmente y apostando claramente por la acción más directa en detrimento de la exploración. Una jugada que les ha salido, francamente bien.

Precisamente, esa parece haber sido la estrategia de Visceral Games: mantener la esencia del original y hacerlo aún más grande. De entrada, la historia se desarrolla en una estación espacial, lo que dará mucho más juego en todos los sentidos. Más necromorfos, batallas más intensas, sustos más elaborados y personajes secundarios que nos ayudarán a profundizar mucho más en el interior de nuestro personaje; su sentimiento de culpa, dudas, y batallas internas que se complementarán con un exterior que te pondrá a prueba.

Dead Space 2 2

Y es que en esencia, todo se mantiene aparentemente igual. Mismos almacenes donde adquirir objetos; máquinas donde guardar partidas, mejorar nuestro traje; y, como no, escenarios con gravedad cero mucho más medidos pero bastante más jugables gracias a mejoras en nuestro equipamiento. Por otro lado, la jugabilidad es excelente y apenas ha variado. Ésta nos permitirá gran capacidad movimiento y soltura durante la acción, y no resultará para nada complicado su manejo, sobre todo si hemos jugado la primera entrega. Pero no haberlo hecho no supone ningún problema. El inicio del juego está lo suficientemente bien explicado como para no aburrir a los veteranos y permitir a los noveles introducirse en dinámica.

Por otro lado, seguimos alternando nuestra acción con puzzles pero, como apuntábamos antes, el protagonista es la acción, con un ritmo trepidante y cuya dificultad se encuentra perfectamente ajustada a sus 4 niveles de juego. Desde el combate cuerpo a cuerpo hasta los movimientos especiales, todo está muy bien desarrollado. Te recomendamos especialmente los modos más extremos de dificultad, en los que vivirás una experiencia completamente distinta y te retará a superar una historia mucho más intensa.

Otro aspecto a destacar es la incorporación de la modalidad multijugador, donde podrás batirte por equipos, máximo ocho jugadores, entre humanos y necromorfos. El esquema de juego no es ninguna novedad: los humanos deberán conseguir una serie de objetivos y los necromorfos impedirlo. Nada nuevo pero cumple con creces el papel de una modalidad que sirve de complemento a un gran juego.

En el apartado técnico, el éxito de la primera entrega ha permitido que el equipo de Visceral Games cuide hasta el último detalle. Así pues, la recreación de ambientes es soberbia. En un juego donde los claroscuros se complementan a la perfección con unos efectos de sonido y una banda sonora muy integrada en la trama, los detalles técnicos son sobresalientes. Gráficamente se encuentra a la altura de las nuevas exigencias y a nivel sonoro vivirás una experiencia única. Todo ello con una jugabilidad que ya era excelente en la primera entrega y con un nivel de diversión muy elevado. Quizás, algo corto… o quizás, queríamos más y más de un juego que cumple las expectativas generadas. Sobresaliente.

Imágenes del juego

De la mano de Visceral Games, EA presenta la segunda entrega de uno de los juegos más aclamados por los usuarios. Disfruta del vídeo

Compártelo. ¡Gracias!

Comentarios

Sin comentarios